vida moderna

Diabetes: la infusión natural que ayuda a reducir el azúcar, así se prepara

Esta enfermedad ocurre cuando los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos.


El té es una bebida muy popular por sus nutrientes y beneficios que lo proporciona al organismo. De acuerdo a especialistas, esta infusión pueden ayudar para que las personas con diabetes puedan controlar el azúcar en sangre, también sirve para reducir la inflamación y mejorar la sensibilidad a la insulina, todos estos factores son importantes para el control de la diabetes.

Esta bebida puede ayudar a controlar la diabetes por sus propiedades hipoglucemiantes que permiten regular el azúcar en la sangre. Pero los expertos en el portal Tua Saúde aconsejan que el uso de estos remedios naturales no puede reemplazar a los medicamentos recetados para la diabetes por el especialista en salud, tampoco se pude eliminar la dieta sugerida por el nutricionista que ayuda a controlar la glucosa en la sangre.

Tanto los tés verdaderos como los tés de hierbas se les atribuye el aporte de beneficios para la salud por los poderosos compuestos químicos que contienen, además, “la investigación ha demostrado que algunos tés tienen propiedades particularmente beneficiosas para las personas con diabetes”, así lo señalan en el portal Healthline.

Para tratar la diabetes, es fundamental la regulación estricta del azúcar en la sangre y se debe elegir alimentos y bebidas que optimicen el control saludable del azúcar en la sangre.

Ante esta enfermedad, los expertos aconsejan optar por bebidas sin calorías o muy bajas en ellas, por eso el té sin azúcar se convierte en una buena y saludable opción por encima de las bebidas azucaradas como refrescos y bebidas de café endulzadas.

Otro aporte del té es que algunas de sus variedades “contienen compuestos químicos que combaten el daño celular y reducen la inflamación y los niveles de azúcar en la sangre”, así lo describe Healthline.

El té sin azúcar también sirve para hidratar el organismo, pues la hidratación es importante para muchos procesos del organismo, entre ellos está la regulación del azúcar en la sangre.

El té verde ha demostrado estimular la absorción de glucosa en las células del músculo esquelético, lo que genera una reducción en los niveles de azúcar en la sangre.

Una evaluación de 17 estudios que tuvo la participaron 1,133 personas con y sin diabetes encontró que la ingesta de té verde “redujo significativamente los niveles de azúcar en sangre en ayunas y la hemoglobina A1c (HbA1c)”, así lo cita Healthline.

Estudios también muestran que beber té verde puede reducir las posibilidades de desarrollar la diabetes

La recomendación que hacen los expertos es beber de 3 a 4 tazas de té verde al día.

En Cocina vital recomiendan esta receta:

Ingredientes

  • 200 mililitros agua
  • 2.5 gramos de té verde

Preparación

  • Colocar el té verde en la tetera.
  • Vaciar el agua a 75°C sobre el infusor.
  • Dejar la infusión de 1 a 2 minutos.
  • Sacar el difusor.
  • Endulzar con el edulcorante de preferencia.

Otro té que sirve para tratar la diabetes es de canela, pues esta “ayuda al organismo a utilizar el azúcar, haciendo que disminuya su cantidad en la sangre”, lo que implica que se pueda controlar la resistencia a la insulina y la glucosa cuando se padece de diabetes.

En el portal Healthline señalan que hay varios mecanismos por los que la canela puede ayudar a reducir la glucosa, uno puede ser que ayuda a desacelerar la liberación de azúcar en el torrente sanguíneo, mejorar la absorción de glucosa en las células y potenciar la sensibilidad a la insulina. En el portal advierten que se requiere más investigación en humanos antes de llegar a conclusiones firmes sobre los beneficios de este producto.

La moringa tiene como nombre científico Moringa oleifera, y es una planta que posee un efecto hipoglucemiante natural. Por esta razón se recomienda el consumo del té de moringa.

El té negro es una bebida que contiene compuestos químicos, entre ellos están las teaflavinas y tearubiginas, que tienen propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y reductoras del azúcar en la sangre.