vida moderna

Diabetes: ¿se puede detectar antes de tener síntomas?

Existen tres tipos principales de diabetes: diabetes tipo 1, diabetes tipo 2 y diabetes gestacional.


La diabetes es una enfermedad crónica que se presenta cuando el páncreas no secreta suficiente insulina o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales que hace parte de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unido explicó que existen tres tipos principales de diabetes: tipo 1, tipo 2 y la diabetes gestacional.

Diabetes tipo 1

Con la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina porque el sistema inmunitario ataca y destruye las células del páncreas que la producen. Por lo general, se diagnostica la diabetes tipo 1 en niños y adultos jóvenes, aunque puede aparecer a cualquier edad. Las personas con diabetes tipo 1 tienen que usar insulina todos los días para sobrevivir.

Diabetes tipo 2

Con la diabetes tipo 2, el cuerpo no produce o no usa la insulina adecuadamente. La diabetes tipo 2 puede aparecer a cualquier edad, incluso durante la infancia. Sin embargo, este tipo de diabetes se presenta con mayor frecuencia en las personas de mediana edad y en los ancianos, siendo este es el tipo más común de diabetes.

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional afecta a algunas mujeres durante el embarazo. La mayoría de las veces, este tipo de diabetes desaparece después de que nazca el bebé. Sin embargo, cuando una mujer ha tenido diabetes gestacional, tiene mayor probabilidad de sufrir de diabetes tipo 2 más adelante en la vida. A veces, la diabetes que se diagnostica durante el embarazo es en realidad diabetes tipo 2.

Así las cosas, Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, explicó que los primeros síntomas de la diabetes, especialmente la diabetes tipo 2, no siempre son obvios. De hecho, los signos y síntomas pueden aparecer tan gradualmente que las personas pueden tener diabetes tipo 2 durante años antes de que se les diagnostique la enfermedad.

Por ello, los síntomas a los que hay que prestar atención son:

  • Aumento de la sed y de la micción.
  • Fatiga.
  • Visión borrosa.
  • Pérdida de peso inesperada.
  • Aumento del hambre.
  • Llagas de curación lenta e infecciones frecuentes.
  • Encías rojas, inflamadas y sensibles.
  • Hormigueo o entumecimiento en las manos o los pies.

En consecuencia, para detectar la enfermedad hay que medir los niveles de glucosa por medio de una muestra de sangre en un laboratorio que se toma en ayunas. Es decir, no debe comerse durante al menos ocho horas.

Además, de acuerdo con la entidad sin ánimo de lucro, los niveles de glucosa en la sangre se expresan en miligramos de azúcar por decilitro (mg/dL) o milimoles de azúcar por litro (mmol/L) de sangre y en general los niveles son:

  • Menos de 100 mg/dL (5,6 mmol/L) se considera normal.
  • Entre 100 y 125 mg/dL (5,6 a 6,9 mmol/L) se diagnostica como prediabetes.
  • 126 mg/dL (7,0 mmol/L) o más en dos pruebas distintas se diagnostica como diabetes.

No obstante, los niveles también se pueden medir con un glucómetro y para hacerlo se debe:

1. Lavarse las manos con agua y jabón.

2. Frotar las manos para estimular el flujo de sangre en los dedos.

3. Encender el glucómetro e insertar la tira reactiva.

4. Desinfectar la yema del dedo con alcohol y dejar que se seque.

5. Insertar la lanceta en el lancetero y pinchar el dedo para extraer sangre.

6. Apretar el dedo hasta que se forme una gota de sangre.

7. Coloca la gota de sangre en la tira reactiva.

8. Esperar hasta que el glucómetro muestre los resultados.

9. Desechar la lanceta y la tira reactiva.