Los altos niveles de azúcar en la sangre pueden ser un riesgo para la salud.
La diabetes es una enfermedad crónica que puede causar graves inconvenientes de salud. - Foto: Getty Images/iStockphoto

salud

Diabetes tipo 2: el jugo natural que ayuda a controlarla

En este tipo de diabetes el cuerpo no produce suficiente insulina o no la usa bien.

La diabetes tipo 2, es el tipo más común de esta enfermedad, que se caracteriza porque las personas tienen muy elevados sus niveles de azúcar (glucosa) en la sangre.

Esta sustancia es la principal fuente de energía del organismo y por ello su presencia en el cuerpo es clave. Sin embargo, cuando se incrementa de forma considerable puede ocasionar diversas complicaciones de salud.

El Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales de Estados Unidos precisa que en este tipo de diabetes el cuerpo no produce suficiente insulina o no la usa bien. Por lo tanto, se queda demasiada glucosa en la sangre y no llega lo suficiente a las células. La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa ingrese a las células para brindarles energía.

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos indica que el desarrollo de este padecimiento se debe a una combinación de factores como: tener sobrepeso u obesidad, no hacer actividad física y la genética e historia familiar.

En general, la diabetes tipo 2 comienza con resistencia a la insulina. Esta es una afección en la que las células no responden normalmente a esta hormona y como resultado el cuerpo necesita más insulina para ayudar a que la glucosa ingrese a éstas. “Al principio, el cuerpo produce más insulina para tratar de que las células respondan. Pero con el tiempo, no puede producir suficiente y los niveles de glucosa en la sangre aumentan”, precisa la citada fuente.

¿Quiénes tienen riesgo de tener diabetes tipo 2?

El riesgo de desarrollar esta enfermedad es mayor si se tienen las siguientes condiciones.

De acuerdo con los expertos, normalmente las personas con diabetes tipo 2 no presentan ningún síntoma y si se evidencian algunas señales, esto se da después de varios años. Estas son algunas de ellas.

  • Aumento de la sed y la micción
  • Aumento del hambre
  • Sensación de cansancio
  • Visión borrosa
  • Entumecimiento u hormigueo en los pies o las manos
  • Llagas que no cicatrizan
  • Pérdida de peso sin causa aparente

Cuidar la alimentación y realizar ejercicio son las dos principales recomendaciones de los expertos para hacerle frente a esta enfermedad. El instituto de investigación Mayo Clinic asegura que una dieta contra la diabetes implica comer los alimentos más saludables, en cantidades moderadas y cumplir los horarios de comida.

Es un plan alimenticio con un alto contenido de nutrientes, bajo en grasas y calorías. Los elementos clave son las frutas, los vegetales y los granos integrales. De hecho, una dieta contra la diabetes es la mejor opción para casi todas las personas, según los especialistas.

Esto se puede complementar con la ingesta de algunas bebidas que por sus propiedades pueden contribuir a regular los niveles de glucosa. Uno de ellos se da a conocer en la revista Mejor con Salud. Allí el médico Nelton Abdon Ramos Rojas propone un batido de espinacas y apio.

Según el portal Medical News Today, la espinaca contiene un antioxidante conocido como ácido alfa lipoico, que ha demostrado reducir los niveles de glucosa, aumentar la sensibilidad a la insulina y prevenir los cambios oxidativos inducidos por el estrés en pacientes con diabetes. Por su parte el apio, es diurético y ayuda a controlar otra serie de afecciones que inciden en la diabetes.

Para preparar esta bebida se requiere de los siguientes ingredientes, según Mejor con Salud.

  • Una zanahoria.
  • Dos tallos de apio.
  • Una manzana verde.
  • Tres puñados de espinacas.
  • Opcional: un pepino.

Preparación

  • Lavar y escurrir bien todos los ingredientes.
  • Cortar la manzana, extraer el corazón y desechar las semillas.
  • Pelar la zanahoria y cortarla en rodajas.
  • Cortar el cubos pequeños el apio y la manzana
  • Llevar todos los ingredientes a la licuadora y procesar.
  • Servir y beber.