Diabetes
El consumo de una alimentación equilibrada es una de las mejores formas de manetener los niveles de azúcar bajo control. - Foto: Getty Images

vida moderna

El desayuno que ayuda a prevenir la diabetes: así se prepara

Para quienes están predispuestos a padecer de esta enfermedad es clave tomar la primera comida del día.

Dentro del argot popular, se dice que el desayuno es la comida más importante del día y que, sin importar la edad, el género o los padecimientos de salud, desayunar es clave para tener energías y realizar las actividades del día.

Esto no es diferente para las personas que están predispuestas a padecer de diabetes o que ya tienen diabetes tipo 2.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Journal of Nutrition se demostró que quienes no desayunan tienen más riesgo de padecer diabetes tipo dos, en comparación con quienes sí lo hacen.

Además, aseguran que desayunar es clave para mantener un peso saludable y ayuda a bajar el riesgo de padecer enfermedades, entre ellas, la diabetes.

La dietista titulada, educadora certificada en diabetes y directora de atención profesional y desarrollo de contenido de la American Association of Diabetes Educators asegura que el cuerpo necesita pequeñas cantidades de energía para usarlas durante todo el día y no desayunar implica privarlo de la primera recarga de energía del día.

Para quienes ya padecen de diabetes, desayunar es importante para equilibrar los niveles de glucosa en la sangre y es clave para ello consumir proteínas magras y fuentes saludables de grasa.

El portal AARP realizó un listado de desayunos que contienen todos los ingredientes para quienes sufren de diabetes o están predispuestos a sufrirla.

Torre de huevo

Poner un huevo revuelto, una rodaja de tomate, una de aguacate y una rebanada de tocineta encima de una tostada de pan integral.

De acuerdo con este portal, este desayuno aporta 270 calorías, 15 gramos de grasa total, 4.5 gramos de grasa saturada, 510 miligramos de sodio, 19 gramos de carbohidratos totales, 5 gramos de fibra dietética y 3 gramos de azúcares.

Avena sin azúcar

Para este desayuno se debe cocinar un cuarto de avena cortada en 1 taza y media de caldo de verduras con bajo contenido de sodio. Luego, se debe mezclar con una taza de verduras sin almidón como la espinaca, tomate, champiñones o espárragos cocidos y ponerlo encima de tres cucharadas de yogur griego natural, un chorrito de jugo de limón y un chorrito de aceite de oliva extra virgen.

La avena es considerada por muchos como uno de los productos infaltables en el desayuno porque es rica en fibra y ayuda a mantener el nivel de azúcar en la sangre. Además, contiene antioxidantes que reducen la inflamación crónica que se asocia con las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.

Copa de yogur con frutas

Los nutricionistas también recomiendan el consumo de frutas para empezar el día con mayor energía, para ello, un desayuno recomendado es una taza de yogur griego, una tasa de fresas, moras azules y frambuesas y ocho almendras.

De acuerdo con una información publicada en la revista Advances in Nutrition aseguran que existe un vínculo entre el yogur y la reducción de las posibilidades de padecer de diabetes tipo 2, mientras que otros estudios recomiendan el consumo de yogur bajo en grasa para evitar el riesgo de padecer de la enfermedad.

Burrito de huevo

Preparar un huevo revuelto con col rizada y envolverlo en una tortilla de harina de trigo integral germinado, encima se le puede poner una cucharada de guacamole.

Este burrito, de acuerdo con Rinker, equilibra las proteínas con los carbohidratos y las grasas saludables que son clave para quienes son propensos a sufrir de diabetes.

Batido de mantequilla de maní y fruta

Para realizar este desayuno se baten 3 cuartos de taza de arándanos azules congelados, tres cuartos de leche de almendras, media tazas de hielo y dos cucharadas de mantequilla de maní en una licuadora.

Se trata de un desayuno rápido, que incluso se puede tomar de camino al trabajo