vida moderna

Dificultad para comprender palabras podría ser un síntoma de la sordera

Si se presenta la pérdida auditiva de forma repentina, se debe abuscar atención médica.


Por lo general, la pérdida auditiva puede aparecer progresivamente a medida que una persona envejece. Según Mayo Clinic, casi la mitad de las personas de Estados Unidos que son mayores de 65 años tiene cierto grado de pérdida auditiva.

Como tal, existen tres tipos de pérdida auditiva, una se denomina conductiva, la cual involucra el oído externo o medio; la neurosensorial, que afecta el oído interno, y la mixta, que involucra el oído interno, medio y medio. La mayoría de los tipos de perdida auditiva es irreversible, pero es importante acudir a un especialista en salud para determinar un tratamiento que ayude a mejorar la adición.

Uno de los síntomas que genera la pérdida auditiva es la dificultad para comprender las palabras, en especial cuando hay un ruido de fondo o en una multitud. Esto ocurre porque el cerebro comienza a tener dificultades para discernir y procesar los sonidos, por lo que disminuye el nivel de comprensión.

También le puede interesar:

Adicional a ello, Mayo Clinic señala que las personas con esta situación suelen evitar algunos entornos sociales, abstenerse de participar en conversaciones, necesitan subir el volumen de la televisión o la radio y con frecuencia amortiguan el habla y otros sonidos.

¿Cómo se puede producir la pérdida de la audición?

El envejecimiento no es la única causa de este problema; por ello, Mayo Clinic da a conocer otras causas frecuentes que generan la pérdida de la audición:

oído
Si se presenta la pérdida auditiva de forma repentina, se debe abuscar atención médica. - Foto: Getty Images
  • Acumulación de cerumen: Como tal, el exceso de cerumen en el oído bloquea el canal auditivo y evita la conducción de las ondas sonoras, es por ello que se debe eliminar el cerumen para ayudar a restaurar la audición.
  • Infecciones en el oído: El oído externo o medio está expuesto a infecciones que ocasionan la pérdida de la audición. Adicional a ello, se pueden formar bultos anormales y tumores en los huesos.
  • Tímpano roto: Esto ocurre cuando hay una perforación de la membrana del tímpano por los ruidos fuertes, los cambios repentinos de presión, un objeto con punta y las infecciones que pueden afectar directamente el oído.

¿Cómo prevenir la pérdida auditiva?

  • Protección: Es importante limitar la duración e intensidad de la exposición a sonidos fuertes. Así mismo, en el lugar de trabajo se debe usar tapones de plástico para los oídos y también colocar glicerina para ayudar a proteger los oídos de los daños externos.
  • Controlar la audición: Se aconseja someterse a pruebas periódicas de audición si constantemente está expuesto a ambientes ruidosos.
  • Evitar riesgo recreativo: Actividades como andar en moto, utilizar herramientas eléctricas o escuchar conciertos cerca de bafles con sonidos fuertes pueden dañar la audición con el tiempo. Para realizar estas actividades se aconseja utilizar protectores auditivos o tomar descansos que ayuden a proteger los oídos.