vida moderna

Dolor de rodilla: las vitaminas que ayudan a aliviarlo y a regenerar el cartílago

“Las vitaminas D y K son importantes para la fortaleza ósea, y la vitamina K está involucrada en la estructura del cartílago.


Hay que tener en cuenta que un dolor de rodilla no solo pasa por envejecimiento o desgaste de la edad. Si bien, esto puede aparecer en el instante menos esperado, y en algunos casos no hay una lesión que lo ocasione.

Según la Clínica Mayo, esta afección es muy frecuente y tiene por causas: desgarro de cartílago, ruptura de ligamento, gota, y artritis, entre otras. Sus síntomas son inflamación y rigidez, debilidad o inestabilidad, sonido de chasquidos o crujidos, incapacidad para enderezar la rodilla por completo y enrojecimiento.

En concreto, el dolor de esta parte del cuerpo es un síntoma común en personas de todas las edades. Puede comenzar repentinamente, después de una lesión o luego del ejercicio. Incluso, puede empezar como una molestia leve y luego empeorar poco a poco, según el portal especializado en salud MedlinePlus.

Los aminoácidos que contiene el batido contribuyen a regenerar los tejidos. Foto: GettyImages.
Esta afección es muy frecuente y tiene por causas: desgarro de cartílago, ruptura de ligamento, gota, y artritis entre otras. Foto: GettyImages. - Foto: Foto GettyImages.

Consejos para el dolor de rodilla

En la cama, un cojín entre las piernas

  • Cuando ya existe artrosis, dormir bien se convierte en una meta imposible porque las rodillas “se clavan”.
  • En las farmacias ya se pueden encontrar cojines ortopédicos (o utilizar uno pequeño) que evitan ese rozamiento.

Aplicar frío o calor

  • Ambos son convenientes, pero hay que elegir bien el momento idóneo.
  • Colocar la mano sobre la rodilla, ¿está caliente?, ¿está enrojecida? En ese caso, poner un poco de hielo envuelto en un paño para reducir la hinchazón interna.
  • Por el contrario, si está rígida, pero no está caliente, aplicar calor. Hacerlo dos veces al día, pero no más de 20 minutos.

El automasaje

El músculo cuádriceps femoral tiene un importante cometido sobre la rodilla: permitir (gracias también a los tendones que lo recorren) su extensión y flexión. Pero cuando está sobrecargado, la rodilla se desestabiliza y falla, según el portal Saber Vivir, en su sección de salud y bienestar.

  • Si el dolor es leve pero insistente, masajear con suavidad ese músculo 20 minutos dos veces por semana.

Sesiones de taichí

  • Está demostrado que esta práctica milenaria basada en movimientos lentos y suaves relaja las articulaciones y consigue que ganen flexibilidad.
  • Durante la sesión se liberan endorfinas, un tipo de hormonas que proporcionan sensación de bienestar y que, paralelamente, sienta muy bien a toda la musculatura (en el caso de que esté comprimida, contracturada, el riego sanguíneo a la articulación mejorará gracias a ella).

Calzado que no pese

  • Si pesa mucho, las rodillas tendrán que realizar un esfuerzo añadido cada vez que levantan y flexionan la pierna.

Vitaminas para aliviar el dolor

Según Arthritis Foundation, se han estudiado varias vitaminas por sus efectos sobre la artritis, incluidas las vitaminas antioxidantes A, C y E, y las vitaminas D y K. Sin embargo, aclaran que no hay evidencia de que tomar vitaminas antioxidantes mejore los síntomas de la artritis, pero complementar con una dieta rica en estos nutrientes es saludable para el organismo en general.

Las vitaminas D y K son importantes para la fortaleza ósea, y la vitamina K está involucrada en la estructura del cartílago. Complementar estos dos nutrientes puede ser útil si tiene deficiencia de ellos”, señala Arthritis Foundation.

Cabe resaltar que estas vitaminas se pueden consumir mediante suplementos, pero deben ser administrados bajo fórmula médica.

Jengibre y romero para el dolor de rodilla

Ingredientes:

  • 6 tazas de agua.
  • Un puño de romero.
  • 2 cucharadas de jengibre.

Preparación y modo de uso:

  • Colocar el agua en el fuego; cuando esté tibia, agregar el romero.
  • Una vez que hierva, añadir las dos cucharadas de jengibre y dejar en el fuego por cinco minutos más y retirar.
  • Cuando esté todavía un poco caliente, humedecer un trapo y colocarlo directamente sobre la rodilla que duele; dejar actuar al menos por 15 minutos.
  • Procurar que la compresa siempre esté húmeda y caliente.