salud

Dolor estomacal: cómo preparar té de menta con anís para aliviarlo

El anís estrellado es ampliamente utilizado para mejorar las digestiones.


El dolor de estómago, también conocido como dolor abdominal, es común y, por lo general, no requiere de tratamientos demasiado fuertes. No obstante, hay ocasiones en las que puede ser una alarma que hace el organismo para advertir sobre otra dolencia.

Indigestión, úlceras pépticas, gastritis y acidez son algunas de las causas más comunes que lo desencadenan, el cual puede comenzar como un dolor simple pero que, según el tiempo del padecimiento o el nivel de dolor, puede llegar a ser insoportable.

En muchas ocasiones la clave suele estar en la alimentación, una dieta balanceada y saludable, evitando los alimentos que pueden irritar el sistema digestivo y, por ende, el estómago. Entre los alimentos que aconsejan consumir los expertos están los vegetales y las frutas, en especial aquellos que aportan buenas cantidades de fibra, almidón, mucílagos y pectina, reseña Mejor con Salud.

Las grasas, los dulces, la cafeína, el gas, algunos condimentos, los lácteos –en el caso de las personas intolerantes a la lactosa– y los cítricos –en aquellos que les provocan acidez– son alimentos que es mejor evitar o disminuir cuando se sufre de dolor de estómago. Del mismo modo hay diversos alimentos que pueden ayudar a aliviar el dolor estomacal, así como diversos productos naturales que pueden contribuir en este propósito.

El té de menta con anís es un ejemplo de ello. Por un lado, el anís estrellado es ampliamente utilizado para mejorar las digestiones, así lo afirma María José Alonso Osorio, vocal de plantas medicinales y homeopatía del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona y colaboradora de Advance Medical, un producto de Salud Mapfre.

“Por su efecto carminativo (facilitador de la eliminación de los gases) se usa contra la aerofagia y el meteorismo, como además tiene efecto antiespasmódico es útil para aliviar el flato y cuando hay dolor abdominal debido a espasmos”, afirma Alonso. Sumado a los beneficios en mención, destaca que esta hierba que hace parte de la familia de las apiáceas también ayuda a aliviar el dolor y los espasmos intestinales que suelen acompañar la diarrea y los procesos de gastroenteritis.

Entre tanto, la menta verde es una hierba cuyas hojas y aceite que se extrae se utilizan con fines medicinales, explica MedlinePlus, un servicio de información en línea provisto por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos. Reseña que la menta verde se usa para “mejorar memoria, digestión, problemas estomacales y otras condiciones”, no sin antes dejar en claro que hasta la fecha no existe buena evidencia científica para apoyar estos usos.

Bayer te cuida, un blog provisto por la farmacéutica Bayer, añade que la menta es considerada como una planta digestiva, cuyos beneficios han sido aprovechados desde la antigüedad. Lo anterior se debe a las propiedades antiespasmódicas y la acción estimulante de las secreciones digestivas, que posee la hierba en mención. “Ante los síntomas digestivos como cólicos gastrointestinales o dolor de estómago, la menta actúa como alivio, reduciendo la sensación de pesadez y ardor de estómago”, añade Bayer te cuida.

MedlinePlus reseña que su ingesta es “probablemente segura”, basándose en los indicadores de Natural Medicines Comprehensive Database (la Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales), cuando se ingiere en las cantidades comúnmente presentes en los alimentos. Añade que su efectos secundarios no son muy comunes.

El portal de gastronomía, salud y bienestar, Gastrolab, reseña una forma sencilla de preparar el té de menta con anís. Solo se necesitan cuatro hojas de menta, un puñado de anís estrellado y un litro de agua. El primer paso es lavar muy bien las hojas de menta y las semillas de anís, para luego verterlas en un recipiente junto con el litro de agua y poner a hervir la mezcla en el fogón. Cuando llegue al punto de ebullición, se retira el recipiente del fuego y se deja reposar durante diez minutos.

El último paso es colar la bebida y ya estará lista para su consumo. Si bien se trata de una receta natural, es preferible consultar a un experto de la salud previo a su consumo, pues los ingredientes pueden llegar a estar contraindicados para algunas personas.