Frutos secos
Las nueces aportan una serie de nutrientes y beneficios al cerebro. - Foto: Getty Images

vida moderna

El alimento que mejora la memoria y controla el azúcar

La buena alimentación potencia habilidades cognitivas como la memoria.

El envejecimiento es una etapa que no solo se evidencia en la salud de la piel, sino también en la de otros órganos, entre ellos, el cerebro. Con el paso de los años las habilidades cognitivas se van perdiendo, y de acuerdo con expertos esto puede tener varias causas, sin embargo, es un tema al que hay que prestarle atención para poder darle tratamiento.

Por otro lado, se asegura que la alimentación juega un papel importante en el cuidado de la memoria, pues existen alimentos que ayudan a brindar vitaminas y minerales necesarios para el cerebro, pues lo mantienen joven, vital y activo.

En ese sentido, se ha hablado de alimentos que no solo ayudan a mejorar la memoria y el funcionamiento del cerebro, sino que también ayudan a regular el azúcar en la sangre. Como es bien sabido, cuando existe glucosa alta en la sangre, las personas sufren de diabetes, una enfermedad que si no es tratada a tiempo puede poner en riesgo la vida de las personas.

Por ello, la buena alimentación es fundamental para mantener el organismo en perfecto estado. En ese sentido, expertos aseguran que existe un fruto seco que ayuda a regular el azúcar en la sangre y potenciar las habilidades del cerebro.

Se trata de la avellana, un fruto seco que tiene efectos positivos para la salud de las personas. De acuerdo con el portal web Mejor con Salud, especializado en salud y cuidado personal, este alimento es fuente de grasas saludables, proteína vegetal y fibra.

Gracias a sus propiedades, es considerado como un aliado para controlar el azúcar en la sangre. “Debido a su contenido de fibras y a los nutrientes que posee, como el ácido oleico y el magnesio, por ejemplo, el consumo de avellanas ayuda a reducir y controlar el azúcar en la sangre, aumentando la sensibilidad a la insulina, pudiendo ser consumidas por persona diabética durante una merienda, por ejemplo”, explica Tua Saúde, sitio especializado en salud.

Asimismo, las avellanas se destacan por ser ricas en ácido fólico, magnesio y zinc. Estos nutrientes tienen un papel importante en la transmisión de impulsos nerviosos, lo que contribuye positivamente a mejorar la memoria y el aprendizaje.

Mejor con Salud explica cómo preparar una bebida con avellanas para aprovechar sus beneficios, ya sea caliente o en bebida fría.

Ingredientes

  • 1 taza de avellanas crudas o tostadas (150 g).
  • 1 litro de agua.
  • 1 cucharada de canela de Ceylán en polvo (15 g).
  • 1 cucharada de levadura de cerveza (10 g).
  • Estevia al gusto.

Procedimiento

  • Dejar las almendras crudas en remojo la noche anterior.
  • Batir las avellanas en agua por 5 minutos hasta obtener una bebida blanca.
  • Agregar canela, levadura de cerveza y estevia.
  • Volver a batir.
  • Colar la bebida.
  • Servir y consumir.

Contenido nutricional de las avellanas por cada 100 gramos

  • Calorías: 689 kcal
  • Lípidos: 66,3 g
  • Carbohidratos: 6 g
  • Fibra: 6,1 g
  • Vitamina E: 25 mg
  • Vitamina B3: 5,2 mg
  • Vitamina B6: 0,59 mg
  • Vitamina B1: 0,3 mg
  • Vitamina B2: 0,16 mg
  • Ácido fólico: 73 mcg
  • Potasio: 730 mg
  • Calcio: 250 mg
  • Fósforo: 270 mg
  • Magnesio: 60 mg
  • Hierro: 3 mg
  • Zinc: 2 mg

Cabe señalar que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, una dieta balanceada es la clave para mantener un buen estado de salud y contribuir a la prevención de enfermedades no transmisibles, como la diabetes.

“Frutas, verduras, legumbres (tales como lentejas y alubias), frutos secos y cereales integrales (por ejemplo, maíz, mijo, avena, trigo o arroz moreno no procesados). Al menos 400 g (o sea, cinco porciones) de frutas y hortalizas al día, excepto papas, batatas, mandioca y otros tubérculos feculentos”, son las características de una alimentación saludable de acuerdo a esta organización.

Los frutos secos son un alimento sano para el organismo. Algo que se debe tener en cuenta al momento de consumir es que se caracteriza por su alto contenido calórico. Por eso su consumo debe ser moderado.