Pareja brindando con vasos de cerveza
La cerveza aumenta el colesterol «bueno», el HDL, porque contiene tres elementos, la levadura, el lúpulo y la cebada, que ayudan a eliminarlo. - Foto: Getty Images/Collection Mix: Sub

vida moderna

¿Qué pasa si toma cerveza y tiene el colesterol alto?

El llamado colesterol malo es el de lipoproteínas de baja densidad, que es la causa principal de los riesgos coronarios,

El colesterol es una sustancia cerosa y parecida a la grasa que se encuentra en todas las células del cuerpo. Además, el organismo necesita algo de este para producir hormonas, vitamina D y sustancias que le ayuden a digerir los alimentos.

Dependiendo de la estructura que lo componga, el colesterol puede ser bueno (o HDL), malo (o LDL), o la combinación de ambos (total). El llamado colesterol malo es el de lipoproteínas de baja densidad, que es la causa principal de los riesgos coronarios, según el portal Mejor con Salud.

Pero, ¿qué pasa si las personas que sufren del colesterol consumen cerveza? La clave está en que la cerveza aumenta el colesterol «bueno», el HDL, porque contiene tres elementos, la levadura, el lúpulo y la cebada, que ayudan a eliminarlo.

Entonces, no es un mito que suba el colesterol, pero hay que esclarecer que el consumo moderado no es perjudicial para el cuerpo en general. Aunque se trate del «bueno», no es cierto que el HDL reduzca el colesterol, según el portal TheObjetive, en su sección de salud y bienestar.

Corazón / Arterias
El colesterol puede ser bueno (o HDL), malo (o LDL), o la combinación de ambos (total). - Foto: Getty Images/iStockphoto

Cabe resaltar que esta buena noticia no pretende impulsar el consumo de alcohol, si se toma cerveza en exceso y habitualmente, podrá ser un peligro para el corazón.

La mejor opción si se tiene colesterol es cuidar más la alimentación, por supuesto, consultando siempre con el médico antes de introducir cambios en la dieta, eliminando la ingesta de cerveza en exceso y hacer siempre ejercicio.

De acuerdo a la Fundación Española del Corazón (FEC), para controlar el colesterol malo, en específico, se debe incluir en la dieta alimentos como frutas y verduras, cereales, legumbres, pescado azul, aceite de oliva y frutos secos. Sin embargo, existen ciertos alimentos que son más potentes a la hora de reducir los niveles, entre ellos: las nueces, los hongos, las semillas de girasol, los arándanos y la avena.

Alimentos que ayudan a reducir el colesterol

Arándanos

  • Los bajos niveles de potasio de los arándanos, los hacen el alimento perfecto para las personas con problemas renales, de hipertensión o colesterol alto.

Semillas de girasol

  • Las semillas de girasol, también llamadas pipas, cuando se consumen a diario, aportan diversos beneficios para la salud.
  • Además, estas pequeñas semillas contienen compuestos que favorecen la salud del corazón y de los vasos sanguíneos, como ácidos grasos insaturados. En especial, ácido linoleico, un ácido graso esencial de la serie omega 6, según el portal especializado en salud, Urgente24.
  • Una publicación científica en el portal Elsevier indica que se ha comprobado (en estudios en animales), que los niveles de colesterol LDL (colesterol malo) se reducen progresivamente en función del contenido de ácido linoleico conjugado de la dieta.

Avena

  • Según la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam), las hojuelas de avena tienen un efecto antihipercolesterolémico; es decir, que elimina el colesterol de la sangre (limpia la grasa que se acumula en las paredes de las arterias).
  • Este tipo de fibra puede reducir la absorción del colesterol en el torrente sanguíneo. De 5 a 10 gramos (incluso más) de fibra soluble al día disminuyen el colesterol LDL. Una porción de cereal de desayuno con avena o salvado de avena proporciona de 3 a 4 gramos de fibra, según la Clínica Mayo.
  • La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (Efsa, European Food Safety Authority) de la Unión Europea aceptó cuatro declaraciones de propiedades saludables de la avena, entre las que se destacan la reducción de colesterol, evitar el aumento de azúcar en la sangre y ayudar a regular el tracto intestinal.

Hongos

  • Según un estudio elaborado en Virginia Tech USA, distintas variedades de hongos, al estar expuestos a la luz solar, aportan entre 12 y 2360 IU de vitamina D en 100 gr.
  • Los que más sobresalen son los hongos chantarella por su alto contenido en vitamina D, de aproximadamente 1200 UI en 100 gr. (9).
  • También, los hongos Shiitake frescos, ya que de acuerdo a un estudio realizado en University School of Medicine Boston, contienen 100 IU en 900 gr y los secos al sol 1600 IU en la misma cantidad. (10)
  • Los hongos, además de vitamina D contienen fitoesteroles, (sustancias que al igual que la vitamina D tienen el poder de disminuir el colesterol).

Nueces

  • Un estudio desarrollado por el Dr. Emili Ros, antiguo director de la Unidad de Lípidos del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Clínic de Barcelona e investigador emérito del grupo de investigación del IDIBAPS Riesgo cardiovascular, nutrición y envejecimiento, ha determinado que el consumo frecuente de nueces favorece el metabolismo del colesterol y la reducción del LDL.
  • “Los frutos secos, y particularmente las nueces, disminuyen los niveles de colesterol LDL, conocido como colesterol” malo “y mejoran la calidad de estas partículas. Se reduce la cantidad de partículas LDL circulantes y la de las LDL más pequeñas y densas, que se asocian a las placas de arterioesclerosis, la grasa que se acumula en las arterias”, explicó el Dr. Ros.