Alimentos para el corazón
El brócoli tiene ácido fólico, zinc, hierro, calcio, vitamina K, antioxidantes. Por eso, se considera un alimento que ayuda a reducir el riesgo de accidentes vasculares. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

¿Qué no se debe comer cuando se tiene problemas en el corazón?

Se debe seguir una alimentación cardiosaludable, variada y equilibrada, evitando aquellos alimentos que contienen abundante grasa saturada, grasa trans y colesterol.

La alimentación saludable para el corazón es una forma importante de disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

De hecho, comer determinados alimentos puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca. En concreto, la enfermedad cardiovascular es un término amplio para problemas con el corazón y los vasos sanguíneos, según el portal especializado en salud MedlinePlus.

Nowell M. Fine, médico de Libin Cardiovascular Institute, Cumming School of Medicine, University of Calgary, señala que la insuficiencia cardíaca es un trastorno en el cual el corazón es incapaz de satisfacer las demandas del organismo, lo que conduce a una reducción del flujo sanguíneo, retroceso (congestión) de la sangre en las venas y los pulmones y/o otras alteraciones que pueden debilitar o endurecer todavía más el corazón.

Ahora bien, como se mencionó antes, una de las maneras más efectivas de disminuir los riesgos es llevar una dieta adecuada; por esta razón, la Universiad de Harvard, comparte algunos consejos para cuidar el corazón saludablemente.

Una de las maneras más efectivas de disminuir los riesgos de tener una enfermedad cardiovascular es llevar una dieta adecuada. - Foto: Foros Semana

Alimentos saludables para el corazón, según Harvard

Se recomienda comenzar a cuidar mejor la salud del corazón y elegir en el mercado las opciones más saludables de acuerdo con el Massachusetts General Hospital, el hospital docente más grande de la Escuela de Medicina de Harvard.

Granos y frijoles

  • La linaza molida tiene muchos nutrientes que son buenos para el corazón, como omega-3 y fibra, incluso si una receta requiere 2 o más tazas de harina, puedes reemplazar ¼ de taza con linaza molida.
  • Otra opción saludable para el corazón son los frijoles de soya sin cáscara.

Aceites

  • Para cocinar. Aunque no se debe usar en exceso, es mejor cocinar con grasa líquida (aceites) en lugar de grasa sólida (mantequilla o manteca).
  • Esto es gracias a que los aceites tienen menos grasas saturadas.
  • Harvard recomienda el aceite de oliva, aceite de canola, aceite de maíz, aceite de cártamo o aceite de nuez.

Brócoli

  • Este vegetal tiene ácido fólico, zinc, hierro, calcio, vitamina K, antioxidantes. Por eso, se considera un alimento que ayuda a reducir el riesgo de accidentes vasculares.

Frutos secos y semillas

Lácteos

  • Para estos productos la recomendación es elegir las versiones descremadas o bajas en grasa.
  • El Massachusetts General Hospital señala que la leche sin grasa o baja en grasa tiene menos grasa saturada que la leche reducida en grasa o la leche entera.
  • Aunque la leche entera y el yogur son buenos con moderación porque la grasa puede ayudar a sentirse satisfecho por más tiempo.
  • Tratar de evitar las leches con sabor a fresa, chocolate y vainilla. Y si se va a elegir las opciones vegetales, como la de soya y almendras, comprar las alternativas sin endulzar.

Pescado

  • De acuerdo a Harvard, el salmón está lleno de nutrientes que son buenos para el corazón y se puede comer de muchas maneras, como fresco, congelado, enlatado o ahumado.

¿Qué alimentos evitar?

Se debe seguir una alimentación cardiosaludable, variada y equilibrada evitando aquellos alimentos que contienen abundante grasa saturada, grasa trans y colesterol.

Aquí algunos alimentos para evitar según La Fundación Española del Corazón.

  • Lácteos enteros (sustituir por lácteos desnatados).
  • Mantequilla (sustituir por aceite de oliva virgen).
  • Carnes grasas (sustituir por carnes magras. con poca grasa, como el conejo o el pollo sin piel).
  • Embutidos.
  • Yema de huevo.
  • Fritos comerciales y la pastelería industrial.
  • La grasa trans se encuentra en algunas grasas para fritura y pastelería como aceites vegetales hidrogenados utilizados por ejemplo, en galletas.