Tendencias
La Ruta del Girasol es una iniciativa que busca la reactivación económica a través del agroturismo
La Ruta del Girasol es una iniciativa que busca la reactivación económica a través del agroturismo. - Foto: Disney Bonilla Lozada

salud

El girasol y sus bondades: estas son algunas de sus vitaminas y beneficios para la salud

Aparte de ser una de las flores catalogadas como hermosas por su tamaño y vistosidad, de esta especie se extraen múltiples beneficios, entre ellos su propiedad de expectorante, ideal para quienes sufren de tos.

Cuando reciba de regalo un girasol piense que detrás de él y sus cultivos hay un sinnúmero de personas que han sido beneficiadas con sus propiedades. Pues esta flor es catalogada por muchos especialistas en nutrición como una de las plantas más ricas en vitaminas y compuestos saludables. Funcionan a la perfección para equilibrar la salud de quienes lo consuman.

Entre las propiedades medicinales se suman las que poseen sus semillas y el aceite, pues indican que son expectorantes, es decir, que sirve para aliviar la tos si se mezclan con miel y limón, ayuda a despejar las vías respiratorias y elimina las secreciones o flemas, como son conocidas popularmente.

Las semillas de girasol son diuréticas y ayudan a controlar los niveles de tensión arterial. Son ricas en ácidos grasos, lo que ayuda en la prevención de problemas cardiorrespiratorios, pues previene infartos y afectaciones circulatorias. El porcentaje de colesterol bueno aporta un equilibrio en el sistema nervioso el favorece la disminución del estrés.

El uso externo del aceite de girasol posee propiedades antisépticas. Desde la medicina ancestral este elemento es utilizado como desinfectante en la heridas y útil para cicatrizar. Lo aplican sobre la zona afectada y sus factores reconstituyentes y antiinflamatorios favorecen la recuperación. Hay quienes asemejan sus cualidades sanadoras con las de la miel.

Recomiendan consumirlo debido para combatir la artritis y los dolores en articulaciones y huesos. Otros sugieren aplicar el aceite de la flor directamente en el lugar donde se siente la afectación.

Estas son algunas de las vitaminas y antioxidantes que aportan las semillas de girasol: vitamina E, vitamina B6, tiamina, magnesio, cobre, fósforo, selenio y manganeso. Aparte de fortalecer los huesos y músculos ayudan a brindar alimento al cerebro. También recomiendan consumirlas durante el embarazo, ya que sin ricas en ácido fólico.

Estas son algunas de las vitaminas y antioxidantes que aporta el aceite de girasol: es rico en vitamina E, excelente para tratamientos de belleza; además, contiene ácidos grasos que son mono y poliinsaturados, que con sus compuestos ayudan a la digestión y previenen la obesidad.

Si su sueño ha sido caminar entre un gran cultivo de girasoles, recuerde que en el Atlántico está la llamada Ruta del Girasol, una apuesta agroturística con 50 mil plantas de girasol que son renovadas constantemente para que los visitantes siempre encuentren un campo vestido de amarillo. Sus cultivadores aseguran que “este es un cultivo de girasol oleico, que es muy diferente a la variedad ornamental que tradicionalmente se ha sembrado en Colombia; esta variedad produce un grano que contiene un 32 % de proteína que, a diferencia de otros cultivos de la región, la mayoría de ellos de carbohidratos, significa una ventaja, toda vez que la proteína tiene un valor comercial mucho más alto”.

Este programa beneficia directamente a un poco más de 50 familias e indirectamente a unas 100 más. “El proyecto fue emprendido por mujeres campesinas asociadas en la ANUC, que trajeron este formato de proyecto ecoturístico donde la gente puede encontrarse con la naturaleza, tomarse una fotografía y disfrutar de la gastronomía de nuestro municipio”, resaltó en su momento a SEMANA Roberto Celedón, alcalde de Baranoa.

Esta ruta inicia en Baranoa, municipio que ha sido denominado El Corazón Alegre del Atlántico, y el programa ecoturístico está apoyado por la Gobernación del departamento.

La iniciativa será implementada en siete municipios del departamento del Atlántico, pues hasta el momento los resultados han sido satisfactorios en el primer piloto. Se espera que esta alfombra amarilla se expanda por el departamento y se convierta en una opción agroturística que además de belleza brinda desarrollo y avance económico para las familias de Baranoa y el Atlántico.