Tendencias
Expertos destacan que las uñas sanas son de color rosado, uniforme, sin depresiones y lisas. Foto: Getty images.
Expertos destacan que las uñas sanas son de color rosado, uniforme, sin depresiones y lisas. - Foto: Getty images

vida moderna

El ingrediente casero para eliminar callos y hongos en las uñas de los pies

Los callos suelen formarse en la piel a causa de la fricción. Por su parte, los hongos se desarrollan a raíz de una infección micótica.

Los callos son capas de piel engrosada que surgen a raíz de la fricción o presión repetitiva en el área donde se desarrollan, según la definición de la enciclopedia médica MedlinePlus. Aunque las callosidades no se configuran como un problema grave, sí pueden resultar molestas para algunas personas.

Dentro de las características de los callos, destacan la piel endurecida y gruesa, sequedad y áreas de piel gruesa o endurecida en las manos o los pies (zona más propensas a la fricción). En algunos casos, también se puede presentar dolor y sangrado.

Por su parte, los hongos son otro problema bastante común, sobre todo, en los pies. Dado que esta área del cuerpo permanece húmeda a causa del sudor y alejada de la luz, debido al uso de calzado, se crea un entorno propicio para que los hongos se desarrollen. Precisamente, por esta razón se hace complicada su erradicación.

La medicina alternativa ofrece algunas opciones para tratar los hongos y callos en los pies. No obstante, al igual que sucede con varios remedios caseros, su efectividad no está plenamente garantizada. Tampoco sustituyen el tratamiento médico especializado, por lo que es recomendable acudir primero a un profesional de la salud.

El bicarbonato de sodio es uno de los ingredientes más comunes en la despensa del hogar. Dentro de sus múltiples beneficios está eliminar los hongos de las uñas, ya que “su uso tópico elimina las células muertas acumuladas en la superficie de la piel”, según detalla el portal especializado Mejor con salud.

Por su parte, el vinagre de manzana, que también es utilizado para la preparación de diferentes comidas, es un buen ingrediente para el tratamiento de los hongos de las uñas. “Su aplicación regular altera el entorno que necesitan los hongos para proliferarse. Contiene cantidades interesantes de bioflavonoides, vitaminas, minerales y fibras que, entre otras cosas, benefician la salud de la piel”, anota el citado portal.

Ingredientes:

  • Seis tazas de agua (1,5 litros).
  • Media taza de vinagre de manzana (125 ml).
  • Siete cucharadas y media de bicarbonato de sodio (75 g).

Preparación:

  • Poner a calentar el agua. Cuando esté tibia o a una temperatura que la piel pueda soportar, añadir el vinagre de manzana.
  • Introducir los pies en el agua y dejarlos reposar por 15 minutos.
  • Luego, secar los pies muy bien.
  • Aplicar el bicarbonato de sodio realizando masajes suaves, para exfoliar. Igualmente, aplicar directamente en las uñas.
  • Enjuagar con agua tibia y secar. Este tratamiento debe realizarse todas las noches para mejorar los resultados de las uñas afectadas. Cabe resaltar que este tratamiento debe ser constante y repetitivo para poder eliminar el hongo.

¿Cómo eliminar los callos?

De acuerdo con MedlinePlus, la manera más efectiva de eliminar los callos consiste en eliminar la fuente de fricción. El principio aplica sin importar la ubicación de las callosidades. Con el tiempo, la piel recuperará su apariencia y textura por sí sola, sin necesidad de acudir a ningún tipo de producto.

De igual manera, el uso de crema humectante también contribuye a que la piel se regenere con mayor rapidez y fortalezca sus propiedades, de manera que se conserve sana.

Los pies son los que reciben mucha tensión, peso y fuerza de impacto, por ello pueden sufrir dolencias como los callos. Foto: Getty Images.
Los pies reciben mucha tensión, peso y fuerza de impacto, por lo que están expuestos a desarrollar callos. Foto: Getty Images. - Foto: Foto: Getty Images.

En cuanto a la prevención de los hongos en las uñas de los pies, el aseo personal es uno de los factores clave para evitar el riesgo de infección. Estos son algunos consejos:

  • Lavarse las manos y los pies frecuentemente. Aplicar crema humectante luego del lavado de las uñas.
  • Cortar las uñas en forma recta. Limar las áreas gruesas y desinfectar cada una de las herramientas utilizadas para la limpieza de las uñas.
  • Utilizar medias que absorban el sudor.
  • Elegir zapatos que permitan que la piel del pie respire. Usar calzado fabricado con materiales que mantengan los pies frescos.
  • Se deben evitar calzados viejos.
  • No utilizar esmalte de uñas ni uñas postizas.