vida moderna

El listado de alimentos que drenan rápidamente la energía

La higiene del sueño y la práctica de ejercicio físico son importantes para mantener activo el organismo.


La energía en el cuerpo en algunos casos cae en un estado deficiente que generan malestar, decaimiento y por esta situación el organismo empieza a sentir la necesidad de “gasolina extra” para poder realizar las actividades cotidianas.

Los expertos señalan que estos estados de apatía o fatiga se generan por un déficit nutritivo, cuando esta es la razón, lo más recomendado es buscar la solución “bajo prescripción médica y de forma rigurosa y controlada”, señalan en el portal La Vanguardia.

Especialistas también indican que no es una buena práctica recurrir a los suplementos siempre que aparecen los síntomas de cansancio y falta de energía, principalmente cuando estos no son ordenados por el médico.

No se pueden tomar suplementos sin ton ni son, puesto que en muchas ocasiones nuestro organismo no los necesita, y lo mejor es atajar las causas de la fatiga. Hay que tener en cuenta que algunos suplementos se eliminan a través de la orina, de manera que nuestro cuerpo se deshará del exceso, pero en otros casos se acumulan y pueden resultar dañinos para el organismo”, así lo afirma el nutricionista de Medicadiet, Álvaro Sánchez, en palabras que recoge La Vanguardia.

Otra recomendación que hacen expertos es no confiar todo el aporte de nutrientes para ganar energía en un solo alimento, pues esto es un proceso que necesita de toda una dieta. “Hay numerosos alimentos que nos aportan los nutrientes que nuestro cuerpo necesita y, por fortuna, no hay ninguno imprescindible”, así recoge La Vanguardia las palabras de la doctora y nutricionista Núria Monfulleda, del centro Loveyourself, de Barcelona.

La doctora Monfulleda aconseja “huir” de los superalimentos y que se debe tener cuidado con otros que pueden generar decaimiento en lugar de aportar energía.

Uno de estos alimentos es el azúcar refinado, el cual se encuentra en numerosos alimentos de repostería, ultraprocesados, panes, jugos industriales, bebidas azucaradas. “Cuando tomamos azúcar refinado entra de golpe en la sangre y el cuerpo se defiende, para que nos entendamos, generando insulina”, así lo explica el nutricionista Niklas Gustafson, confundador de Natruly, quien añade en La Vanguardia, que este proceso mencionado anteriormente hace que el organismo pierda energía.

Lo ideal de una comida o un refrigerio es reabastecer el “tanque de energía”, pero en algunas ocasiones los alimentos realmente pueden causar el efecto contrario.

Los granos procesados que están en el pan blanco, la pasta blanca y el arroz blanco, “en realidad, pueden causar más daño que bien cuando se trata de sus niveles de energía”, señalan en el portal Alimente.

En el mencionado portal explican los granos procesados contienen niveles más bajos de fibra y por esta razón tienden a ser digeridos y absorbidos más rápidamente que los granos enteros. Este proceso hace que se “cree un aumento rápido en los niveles de azúcar en sangre e insulina, seguido de una caída en la energía”.

La llamada comida rápida que es rica en grasas también suele agotar la energía. Como son alimentos con alto contenido de grasa y bajas en fibra, estos dos factores hacen que sea más lenta la digestión. En Alimente explican que “una digestión más lenta puede reducir la velocidad a la que penetran los nutrientes que aumentan la energía cuando son ingeridos, retrasando el aumento de ‘vitalidad’ que generalmente se espera después de una comida”.

Cabe mencionar que las calorías “son una unidad de medida utilizada para estimar cuánta energía proporcionará un alimento al cuerpo”, destaca Alimente, por ello, es importante no abusar de alimentos bajos en calorías, pues el organismo necesita de este nutriente en su medida adecuada.

El alcohol puede generar un efecto relajante cuando se consume, pero un consumo alto de estas bebidas puede drenar energía del organismo, por ello los expertos aconsejan evitar el alcohol, o consumirlo de una forma moderada.