ciencia

El Sol producirá tormentas extremas, ¿qué le podría pasar al planeta Tierra?

En pocos años el Sol podría complicar las cosas para el ser humano, en términos de conectividad y acceso.


La estrella de nuestro sistema solar, el Sol, ha estado presentando una serie de erupciones que expulsan plasma constantemente. Para los expertos, desde el pasado 15 de febrero empezó una fogarada solar con eyecciones de masa coronal (CME, en inglés).

Catalogada como llamarada solar de clase X, se estima que sea la más poderosa que desde el otro lado del Sol puede haber sucedido. Con el fenómeno no hubo una implicación directa con la Tierra, ya que su ubicación no está frente al planeta.

Por su parte, la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) dice que el acercamiento hacia la línea Tierra-Sol se podría hacer visible cada vez más con la nave espacial Solar Orbiter. “La prominencia observada por Solar Orbiter es el mayor evento de este tipo jamás capturado en un solo campo de visión junto con el disco solar, lo que abre nuevas posibilidades para ver cómo eventos como estos se conectan con el disco solar por primera vez”, señala la organización espacial internacional.

La Parker Solar Probe ha tomado sus primeras imágenes en luz visible de la superficie de Venus desde el espacio
Imagen e referencia de la misión que tiene como base cruzar al lineal entre la Tierra y el Sol. - Foto: Captura de pantalla video Twitter/@NASAsun

Si algún evento llega a golpear la Tierra se podría generar una tormenta geomagnética. Por otro lado, debido a la actividad del Sol, el sitio de SpaceWeatherLive, que rastrea la actividad de la estrella, explica que el astro ha estado activo desde que empezó febrero, ha presentado ráfagas y está entrando en llamaradas sin cesar.

Aunque el 15 de febrero no impactó a la Tierra, la ESA advierte que este es, en esencia, un “recordatorio importante de la naturaleza impredecible del Sol y la importancia de comprender y monitorear su comportamiento”, pues nunca está de más pensar en las infinitas posibilidades que el espacio exterior tiene para arrasar con el planeta.

Máximo solar: ¿cómo afectaría al planeta Tierra?

Para 2024 se espera que la gran estrella que da luz a la Tierra llegue a la etapa más dinámica de su ciclo de actividad llamada “máximo solar”. Los electrones y protones aumentan, por lo que las erupciones solares y eyecciones de masa podrían producir plasma que afectaría al planeta Tierra a través de una tormenta magnética.

Este ciclo ocurre cada once años y en esta oportunidad será la número 25. La Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica junto a la Nasa dicen que este ciclo alcanzaría su punto máximo en julio de 2025. No obstante, hay una aproximación que determina que todo puede adelantarse y ocurrir en octubre de 2024.

Lo que se ha podido predecir es que el máximo solar dará cabida a tormentas solares incontrolables, una explosión en el dosel magnético de una mancha solar, explican los expertos.

El máximo solar podría traer consecuencias de conexión y otros factores al planeta Tierra.
El máximo solar podría traer consecuencias de conexión y otros factores al planeta Tierra. - Foto: Nasa

Cuando el evento solar suceda, los rayos X y la radiación ultravioleta en grado extremo llegarán a la Tierra a la velocidad de la luz, ionizando las capas más altas de la atmósfera y provocando errores de navegación GPS y apagones de radio a su paso, consigna el portal web Muy Interesante. A partir de ello se manifiesta que las partículas magnéticas aparecerían después y podrían electrificar satélites y dañar componentes electrónicos de los dispositivos.

En cuanto a la eyección de la masa coronal, su presencia se dan con mil millones de nubes las cuales tienen toneladas de plasma magnetizado. En consecuencia, esto podría provocar apagones en todo el globo terráqueo, pues la corriente eléctrica que está adjuntada a los electrodomésticos o elementos tecnológicos puede llegar a dañarlos por completo, según previos análisis y predicciones astronómicas.

En otras palabras, habría un “apocalipsis de internet” -según del citado portal- con el que la conexión a distancia podría verse gravemente afectada.