mundo

Abogada asegura ser dueña del Sol y las demandas en su contra no se hicieron esperar

La mujer intenta sacar beneficio de su propiedad a como dé lugar.


El insólito caso de María Ángeles Durán, una abogada de 49 años en España, le está dando la vuelta al mund, luego de que esta mujer asegurara que desde hace un poco más de 11 años es dueña del Sol. Y como si fuera poco, ahora busca hacer réditos de este bien cobrando a la humanidad por su uso.

Desde el 2010 Durán habría logrado obtener un acta notarial que la identifica como dueña del astro mayor. “Propietaria del Sol, estrella de tipo espectral G2, que se encuentra dentro del sistema solar, situada a una distancia media de la Tierra de unos, 149 millones 600 mil kilómetros aproximadamente”, estaría escrito en el documento jurídico.

Según el medio mexicano Omnia, el Juzgado de Primera instancia Número 5 de Alcobendas habría sido el que le concedió la propiedad del Sol. Al parecer, luego de que Durán presentara una demanda el tribunal se declaró competente y falló a favor de ella, por lo que ahora tendría potestad legal para comercializar su “propiedad”.

Luego de haber adquirido al Sol, esta mujer española intentó vender parcelas del astro por eBay, sin embargo, la publicación no logró convencer a ningún usuario, por lo que la página decidió eliminar la oferta de parcelas. Ante la decisión del portal, Durán demandó a eBay intentando ganar unos 10 mil euros, empero, la plataforma ganó el pleito argumentando que el Sol era un producto intangible y no se podía comercializar, así que iba en contra de sus políticas de venta.

Así entonces, en 2021 la abogada siguió intentando sacar beneficio de su adquisición y ahora intenta cobrar por el uso de la energía solar a todo aquel que la quiera usar. Argumentando que hay un vacío legal en el Tratado del Espacio Exterior de 1967, en el que se impide a los gobiernos adueñarse de cuerpos celestes, pero no dice nada sobre individuos.

La dueña del sol, recalca que las ganancias sobre los réditos del Sol no serían del todo para su propio beneficios, la mitad de sus ingresos serían para el Gobierno español, además de un 20 % que destinaría al fondo de pensiones, entre tanto, un 10 % se destinaría a acabar con el hambre mundial, otra parte con igual porcentaje sería para la investigación científica y tan solo, el 10 % restante sería para ella.

“Conozco la ley y respaldé mi reclamo legalmente. Lo hice, pero cualquiera pudo haberlo hecho. Simplemente, a mí se me ocurrió primero. Cuando tienes una propiedad, tiene sentido hacer uso de ella. Las empresas eléctricas se benefician de los ríos, que son de todos, así que espero aprovechar el Sol”, afirma Durán, haciendo un crítica a la forma de trabajo de las centrales eléctricas.

Con lo que no contaba Durán, era que las personas iban a reaccionar inmediatamente en contra de ella, intentando hacerla pagar por los daños causados por el Sol. Mientras se hacía viral la noticia sobre Durán como propietaria del astro, habría comenzado a recibir llamadas anunciando denuncias en su contra por enfermedades causadas por los rayos ultravioleta.

Algunas personas insisten en que Durán entonces, sería responsable del cáncer de piel, de las quemaduras por el so, del enrojecimiento en los ojos, sin embargo, ninguna de estas acusaciones ha tomado fuerza ante los tribunales por el tiempo en el que tarda en llegar los rayos solares a la Tierra, entre otros argumentos.