Tendencias
Estudio realizado en la Universidad de Duke en Estados Unidos encontró que la cafeína presente en el café y en el té, se enfrentan a las grasas almacenadas en las células del hígado. Foto: Getty images.
Debido a que el té verde es un gran antioxidante, ayuda también a prevenir la formación de cálculos en los riñones. - Foto: Foto: Getty images.

vida moderna

El té natural para eliminar los cálculos renales: así se puede consumir

Debido a que este té es rico en antioxidantes y además hidrata bastante, ayudará a combatir la formación de piedras en los riñones.

De acuerdo con Mayo Clinic, los cálculos renales son una afección muy común en las personas, pues se trata de depósitos duros hechos de minerales y sales que se forman dentro de los riñones. Entre las causas más comunes de esta afección están el exceso de peso corporal, una dieta desproporcionada, ciertos suplementos y medicamentos y otras enfermedades.

Normalmente, los cálculos renales más pequeños que se alojan en el riñón no causan ningún síntoma y es posible que las personas no sepan que tienen estas piedras hasta que se mueven hacia el uréter, el tubo por el que viaja la orina para llegar desde el riñón hasta la vejiga, en donde pueden obstruir y generar dolor.

Esta enfermedad afecta a cerca del 5 % de la población mundial. De acuerdo con los expertos, cuando los minerales, como el calcio, se acumulan en el organismo, se solidifican formando cristales y piedras que pueden causar mucho dolor.

Una de las causas más comunes es cuando la orina es muy ácida o alcalina. Esto también puede influir en el tamaño de las piedras. Algunas son pequeñas y pueden pasar a través de las vías urinarias sin ser sentidas, mientras que otras son grandes y se pueden quedar atascadas en las vías urinarias dando mucho dolor.

De acuerdo con el portal Weight World, investigadores descubrieron que el extracto de té verde tiene la capacidad de desintegrar al oxalato de calcio. La investigación fue llevada a cabo por la Universidad de Sichuan en Chengdu, China, y allí se analizó y se comprobó que el oxalato de calcio se deshidrata cuando se encuentra a grandes cantidades de té verde.

En el mismo experimento se conoció que a mayor cantidad de extracto de té verde, los cristales cambian su forma haciéndose más planos y largos, algo que según los investigadores facilita que se agrupen menos.

Debido a que el té verde es un gran antioxidante, ayuda también a prevenir la formación de cálculos en los riñones.

Tres jugos para eliminar los cálculos renales:

Mantener el cuerpo hidratado y llevar una buena alimentación baja en grasas y en sodio son de las principales estrategias para evitar o prevenir la formación de los cálculos renales, pero también se puede recurrir a la ingesta de algunos jugos naturales que por sus propiedades cumplen con este objetivo.

Sandía y limón: la sandía es una fruta especial para hidratar. Además, actúa en el sistema inmunológico previniendo daños celulares. Sus efectos diuréticos son de los mayores beneficios que le brindan al organismo; mientras que el limón contiene citrato, un compuesto que ayuda a descomponer los depósitos de calcio y retardar su crecimiento.

Para elaborar esta bebida, de acuerdo con un artículo del portal Mejor con Salud, escrito por Daniela Echeverri Castro, se requiere de tres tazas de sandía picada, un litro de agua y seis limones. Se exprimen los limones y el zumo se añade al litro de agua, se agrega la sandía y se licúa todo junto y luego estará listo para consumir.

Zanahoria y apio: información de Healthline indica que el apio tiene propiedades que ayudan a eliminar toxinas que contribuyen a la formación de cálculos renales a la vez que prepara el cuerpo para que pueda expulsar la piedra. Es un alimento rico en fibra, que ayuda a prevenir o deshacer estas piedras y, además, a combatir problemas gastrointestinales y la retención de líquidos. Por su parte, la zanahoria, además de ser fuente de fibra, es rica en carotenoides que favorecen el sistema inmune.

Para elaborar el jugo se requiere de una taza de agua, cuatro zanahorias medianas e igual número de tallos de apio. Se lavan bien los vegetales, se pela la zanahoria y se corta en trozos, al igual que el apio y luego se agrega todo en la licuadora y se mezcla hasta obtener un producto homogéneo. Lo ideal es consumirlo de inmediato.

Granada: el jugo de esta fruta se ha utilizado durante siglos para mejorar la función renal en general y ayudar a expulsar piedras y otras toxinas del cuerpo. Está lleno de antioxidantes, que permiten mantener los riñones sanos. Según la citada fuente, también disminuye el nivel de acidez en la orina y cuando este está bajo se reduce el riesgo de que se formen cálculos en el futuro.