salud

Estas son las señales que indican que se debe bajar de peso

La OMS define el sobrepeso y la obesidad como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.


El exceso de peso puede generar diversas afectaciones de salud, por ello alimentarse de manera equilibrada y practicar ejercicio físico de manera regular, es una de las mejores formas de mantener saludable el organismo y de prevenir posibles enfermedades.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el sobrepeso puede derivar en problemas cardiovasculares , principalmente en cardiopatías y accidentes cerebrovasculares, en diabetes y en trastornos del aparato locomotor como la osteoartritis, una enfermedad degenerativa de las articulaciones que puede ocasionar discapacidad.

De igual forma, algunos cánceres como el de endometrio, el de mama, ovarios, próstata, hígado, vesícula biliar, riñones y colon pueden estar relacionados con esta problemática. En el caso de la obesidad infantil, esta se asocia con muerte prematura y discapacidad en la edad adulta, precisa la OMS.

“Sin embargo, además de estos mayores riesgos futuros, los niños obesos sufren dificultades respiratorias, probabilidades de fracturas e hipertensión, y presentan marcadores tempranos de enfermedades cardiovasculares, resistencia a la insulina y efectos psicológicos”, precisa.

Aunque existen influencias genéticas, conductuales, metabólicas y hormonales en el peso corporal, la obesidad ocurre cuando se ingieren más calorías de las que se queman con las actividades diarias normales y el ejercicio. El cuerpo almacena ese exceso de calorías en forma de grasa, explica el instituto de investigaciones Mayo Clinic.

Ante esta realidad, las personas deben estar atentas frente a lo que sucede con su peso corporal con el fin de evitar que este incremente y afecte sus condiciones de salud. Algunas de las señales que indican que esto está sucediendo son las siguientes:

- Cansancio permanente: La inflamación interna generada por el exceso de grasa puede derivar en un estado de fatiga constante. Si el índice de masa corporal es elevado y realizar tareas rutinarias agota, puede ser señal de que se tienen unos kilos de más.

-Menor tolerancia al esfuerzo: Cuando una persona está subida de peso disminuye su tolerancia al esfuerzo, precisa la Clínica Universidad de Navarra (CUN), en España.

Limitación física: Si una persona tiene kilos en exceso, puede presentar complicaciones articulares, especialmente en caderas y rodillas, lo que limita la actividad física.

Síndrome de apnea del sueño: Cuando el sobrepeso es importante, puede originar el síndrome de apnea del sueño, que reduce el nivel de oxígeno de la sangre y provoca complicaciones en los tejidos del organismo, indica la CUN.

Palpitaciones cardíacas: Una señal reveladora de que un paciente requiere bajar de peso es si presenta palpitaciones cardíacas. Cuando hay sobrepeso es posible que se padezca de presión arterial alta a causa de una dieta deficiente.

Roncar: Cuando el cuerpo almacena grasa alrededor del cuello, se pueden estrechar las vías respiratorias causando una respiración superficial o pausas en la respiración.

Sensibilidad en partes del cuerpo: Tener kilos de más puede generar inflamación haciendo que el tejido graso bajo la piel sea más sensible al tacto y la persona puede sentir como si tuviera moretones permanentes.

No hay control de lo que se come: La mayoría de las personas adultas necesitan consumir entre 2.000 y 3.000 calorías por día para mantener un peso saludable, pero cuando el peso ha subido, con frecuencia se siente más necesidad de estar ingiriendo alimento de manera permanente.

¿Cómo evitar el sobrepeso?

De acuerdo con la OMS, de manera individual, las personas pueden optar por limitar la ingesta energética procedente de la cantidad de grasa total y de azúcares; aumentar el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos secos y realizar una actividad física periódica (60 minutos diarios para los jóvenes y 150 minutos semanales para los adultos).

Sin embargo, esto está muy relacionado con las posibilidades que tengan de acceder a alimentos saludables y en ello la industria alimentaria juega un papel determinante, al igual que las políticas de salud pública que apliquen los gobiernos en cada uno de los países.