vida moderna

Exfoliantes de azúcar: los mejores para combatir la resequedad en la piel

El cuidado de la piel debe ser guiado por dermatólogos.


Muchas personas creen que para cuidar su piel deben acudir a centros de belleza todo el tiempo. Acudir a un dermatólogo es fundamental para recibir la atención y las recomendaciones correctas, teniendo en cuenta las necesidades individuales de la piel.

Muchas personas creen que la exfoliación facial solo la deben realizar personas con problemas cutáneos. Este procedimiento es clave para la salud de la piel. “Exfoliar la piel ayuda a la regeneración celular de la piel tras retirar la acumulación de células muertas, limpia poros e impurezas y, gracias a este sencillo gesto, la piel está preparada para recibir y absorber cualquier principio activo que se le aplique a continuación”, explica la marca especializada en cuidado de la piel L´oréal paris.

En el mercado existen diferentes productos que funcionan como exfoliantes. Sin embargo, hay personas que también recurren a las preparaciones caseras para hacerlo. Es importante que antes de aplicar cualquier producto en el rostro o en cualquier otra parte de la piel se consulte con un médico.

El portal web especializado en salud y cuidado personal Mejor con Salud destaca los beneficios del azúcar para exfoliar la piel. “El azúcar es excelente para regenerar, proteger y revitalizar la piel. Es ideal para eliminar impurezas como los puntos negros y dejar una apariencia fresca y saludable”, explica el sitio.

A continuación algunas opciones con este ingrediente para preparar varios exfoliantes y cuidar la piel.

Exfoliante #1

Ingredientes

  • 1 taza de azúcar blanca (200 g).
  • ⅓ de taza de aceite de oliva extra virgen (60 g).
  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda.

Procedimiento

  1. En un recipiente de vidrio agregar todos los ingredientes.
  2. Con una cucharada de madera, revolver muy bien para obtener una pasta espesa. En caso de que esté muy sólida, se puede añadir más aceite.
  3. Tapar y conservar en la nevera.

Exfoliante #2

Ingredientes

  • El zumo de ½ limón.
  • ½ taza de agua mineral (125 ml).
  • 3 cucharadas de azúcar blanca (30 g).
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (48 g).

Procedimiento

  1. En el agua mineral, agregar el zumo de limón.
  2. Luego, añadir esto a un recipiente limpio junto con el azúcar.
  3. Revolver muy bien y aplicar paulatinamente el aceite de oliva (ir revolviendo).
  4. Cuando esté listo, tapar y conservar para su posterior uso.

Exfoliante #3

Ingredientes

  • 1 taza de azúcar morena (200 g).
  • ¼ de taza de aceite de sésamo (50 g).
  • Miel.
  • Aceite esencial (de tu preferencia).

Procedimiento

  1. En un recipiente de vidrio agregar todos los ingredientes, excepto el aceite esencial.
  2. Revolver muy bien para obtener un resultado espeso y viscoso.
  3. Aplicar el aceite esencial. Revolver.

¿Cómo cuidar la piel?

Con el paso del tiempo la aparición de las arrugas se hacen más evidentes. Estas aparecen por la disminución de producción de colágeno en el organismo, que es la proteína de brindar elasticidad y tensión a la piel.

Aunque aparecen porque hacen parte del proceso natural del envejecimiento, existen algunos factores que pueden incluir en su formación prematura. “La exposición frecuente a los rayos solares provoca la aparición precoz de arrugas y zonas oscuras en la piel (manchas por la edad).

Igualmente, incrementa las probabilidades de desarrollar cáncer en la piel. La exposición al humo del cigarrillo también puede llevar a que la piel se arrugue con más rapidez”, detalla Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, destaca que la alimentación es muy importante para mantener una piel saludable, libre de impurezas, toxinas, manchas y marcas. La entidad brinda algunos consejos para la protección y el cuidado de la piel.

  • No fumar.
  • No durar tanto tiempo en la ducha, en especial si es agua caliente o tibia.
  • Evitar el uso de jabones fuertes.
  • Al momento de afeitarse, aplicar cremas y lociones humectantes para lubricar la piel.