vida moderna

Fibromialgia: ocho alimentos que ayudan a aliviarla naturalmente

Aunque no es fácil de diagnosticar, esta enfermedad solo puede ser tratada por un médico.


La fibromialgia se considera una enfermedad crónica. Provoca malestar, dolor en todo el cuerpo, cansancio y, en algunos casos, problemas para dormir. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, “las personas con fibromialgia pueden ser más sensibles al dolor que las personas que no la tienen”.

Los síntomas de la fibromialgia comienzan regularmente después de un evento de traumatismo físico derivado de una cirugía en el que se pudo presentar alguna infección o estrés psicológico. En otros casos, los síntomas se acumulan con el tiempo sin necesidad de hecho que la desencadene.

Cualquier persona puede sufrir fibromialgia, pero es más común en las mujeres, en las personas de mediana edad, en quienes tienen una comorbilidad como lupus y en aquellos que posean familia con antecedentes de la enfermedad.

Uno de los problemas concretos de esta enfermedad es que interviene en las habilidades para trabajar o realizar actividades diarias. Las personas diagnósticas con fibromialgia deben ser leales al tratamiento recetado por el médico pues puede ayudar a aliviar el dolor y prevenir el empeoramiento de los síntomas.

Además, según el portal especializado Cuerpo & Mente, existen algunos alimentos ayudan a aliviar el dolor producido por esta enfermedad crónica. Algunos de estos son:

1. Aguacate: este fruto es rico en grasas saludables similares a las que posee el aceite de oliva, entre estas se encuentra el omega-9, que contiene propiedades antiinflamatorias. Además, posee vitaminas C y E que actúan en el cuerpo como antioxidantes.

2. Semillas de chía: “tanto las semillas de chía como las semillas de sésamo también aportan grasas saludables omega-3, con acción antiinflamatoria en el organismo, así como fibras fermentables que alimentan la microbiota intestinal”, explica Cuerpo & Mente.

3. Brócoli: según la ciencia, es considerado uno de los alimentos más saludables para las personas. Contiene elementos anticancerígenos como la vitamina C, vitamina A, vitamina E, potasio y zinc, que también disminuyen la inflamación.

4. Rúcula: aunque su sabor no es muy popular, es ideal para limpiar el hígado. También, gracias a la clorofila que la compone, limpia y oxigena la sangre. Lo ideal, es beberla junto con otras plantas medicinales para mejorar su sabor.

5. Cúrcuma: contiene un ingrediente activo llamado curcumina, que le otorga mucho beneficios para la salud. Entre ellos, el dolor crónico y la inflamación, según un artículo del medio especializado en salud Medical News Today. La medicina occidental, por su parte, ha comenzado a estudiar la cúrcuma como analgésico y agente curativo.

6. Aceite de coco: al igual que los productos anteriores, contiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a disminuir el dolor. Este alimento es muy versátil y se puede utilizar para preparar varias comidas.

7. Manzana: el consumo regular del jugo de manzana podría aliviar los constantes dolores musculares, luego de una jornada laboral extensa o de llevar a cabo alguna actividad deportiva. Asimismo, es una ayuda para los huesos, por su cantidad de potasio.

8. Ajo: gracias a la alicina y a sus antioxidantes, el ajo disminuye la respuesta inflamatoria en el organismo que es causada por diversas enfermedades. Asimismo, sus compuestos sulfurados le proporcionan propiedades analgésicas y modulan la respuesta del sistema inmune.

Cabe resaltar que el portal Mejor con Salud dice que se debe llevar una dieta balanceada si se sufre de fibromialgia porque, tal y como lo señala, algunas personas tienen intolerancia alimentaria que puede desarrollar la afección que hoy estamos describiendo.

Entre tanto, se debe observar si los alimentos que se consumen contienen lactosa o quizá gluten para estar atentos a quienes son intolerantes de ellos.