¿Cómo puedo tener sexo con un herpes genital?
Herpes labial. Foto Getty Images - Foto: Getty Images

vida moderna

Herpes: esta es la causa y sus tratamientos

Existen dos tipos de esta afección.

Es importante saber que hay dos tipos de herpes. Labial (también conocido como oral) y genital. El primero “es causado por el VHS-1 y puede producir fuegos o herpes labial, o ampollas febriles en la boca o a su alrededor. Sin embargo, la mayoría de las personas no presenta ningún síntoma. La mayoría de las personas con herpes oral se infectó durante la infancia o de adultos jóvenes por contacto no sexual con la saliva”, indican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

El herpes genital es una infección común de transmisión sexual causada por el virus del herpes simple. Cuando se da la infección inicial, el virus permanece en el cuerpo y puede activarse varias veces.

Los expertos de Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, explican que el herpes genital no tiene cura. Sin embargo, “los medicamentos pueden aliviar los síntomas y reducir el riesgo de infectar a otras personas. Los preservativos también pueden ayudar a prevenir la propagación de una infección por herpes genital”.

En el caso del herpes genital la diferencia de los síntomas es de la siguiente forma. Llagas en:

Mujeres

Hombres

  • Pene
  • Escroto

Tanto hombres como mujeres pueden tener llagas en:

  • Glúteos y muslos
  • Ano
  • Boca
  • Uretra (el tubo que permite que la orina drene desde la vejiga hacia el exterior)

Por su parte, el herpes labial son pequeñas ampollas llenas de líquido que aparecen en los labios o alrededor de ellos. Se rompen y forman una costra que no deja cicatriz, luego de curarse.

“El herpes labial puede contagiarse de una persona a otra por contacto cercano, por ejemplo, al besarse. Generalmente son causadas por el virus del herpes simple tipo 1 (HSV-1), y menos comúnmente por el virus del herpes simple tipo 2 (HSV-2). Estos dos virus pueden afectar la boca o los genitales y pueden transmitirse a través del sexo oral. El herpes labial es contagioso aunque no veas las llagas”, apunta Mayo Clinic.

Al igual que el herpes genital no tiene cura, pero el tratamiento puede ayudar a controlar los brotes. Es importante que en caso de sospechar de algún síntoma de herpes genital o herpes labial se consulte inmediatamente a un médico para recibir la atención adecuada y evitar complicaciones de salud.

Cuando no se iniciar un tratamiento oportuno, en el caso del herpes genital se incrementa el riesgo de transmisión o contagio de otras infecciones de transmisión sexual, como el SIDA. Se pueden tener problemas en la vejiga, meningitis o proctitis.

Si se es una mujer embarazada es clave acudir a un centro médico pues “Las ETS pueden causarle complicaciones en el embarazo y tener graves efectos en usted y su bebé en gestación. Algunos de estos problemas se pueden notar al momento del nacimiento, mientras que otros no se descubrirán sino hasta meses o años después. Además, se sabe que la infección por una enfermedad de transmisión sexual, puede hacer más fácil que una persona se infecte con el VIH”, explican los CDC.

Enfermedades de transmisión sexual

Clamidiasis

Puede afectar tanto a hombres como a mujeres. Esta infección puede provocar daños graves en el aparato reproductor de la mujer y disminuir las posibilidades de un embarazo. “La infección por clamidia también puede provocar un embarazo ectópico (embarazo que ocurre fuera del útero) que puede ser mortal”, explican los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos señala algunos de los síntomas de esta infección:

Mujeres

Hombres

  • Secreción del pene.
  • Sensación de ardor al orinar.
  • Ardor o picazón alrededor de la abertura del pene.
  • Dolor e inflamación en uno o ambos testículos.

Si la infección afecta el recto, puede provocar dolor rectal, secreción o sangrado.