vida moderna

Hígado graso: los suplementos que ayudan a combatir la enfermedad

El hígado graso se puede dar por diversos factores, entre ellos la obesidad, por lo que expertos señalan que es necesario mantener una dieta saludable.


El hígado graso es una enfermedad que afecta a casi el 25 % de las personas a nivel global, de acuerdo con datos del portal de salud Healthline. Esta afección puede estar relacionada con problemas de diabetes u obesidad, además los expertos señalan que si no se controla la enfermedad se puede convertir en un riesgo para la persona.

Esta enfermedad se da cuando se acumula mucha grasa en el hígado. En una etapa temprana puede ser reversible, pero si no se cuida puede convertirse en una enfermedad hepática y causar cirrosis.

Entre otras causas del hígado graso se resaltan algunas como la obesidad, exceso de grasa abdominal, resistencia a la insulina, ingesta elevado de carbohidratos refinados y consumo de bebidas azucaradas como sodas o bebidas energéticas.

De acuerdo con la información, existen varios síntomas del hígado graso, pero en cada cuerpo pueden ser diferentes. Estos son los más comunes:

  • Fatiga.
  • Debilidad.
  • Dolor leve abdominal o sensación de llenura.
  • Niveles elevados de insulina.
  • Niveles elevados de triglicéridos.

De acuerdo con esto, los expertos señalan la necesidad de hacer una visita al médico para chequear el estado del hígado y además, hacer cambios en la dieta si las personas no mantienen hábitos, especialmente las que sufren de sobrepeso o ingieren mucha comida con azúcares refinados. Por otro lado, el portal también sugiere la práctica de ejercicio.

En ese sentido, Healthline asegura que existen algunos suplementos que ayudan a controlar esta afección.

Suplementos

Cardo de leche

Esta hierba es conocida por sus beneficios al hígado, estudios mencionados por el portal experto aseguran que combinado con vitamina E puede ayudar a reducir la resistencia a la insulina, la inflamación y el daño hepático.

Berberina

La berberina es una planta que ayuda a reducir los niveles altos de insulina, azúcar y colesterol en la sangre. Debido a esto, el consumo de esta hierba puede brindar beneficios a las personas con hígado graso. De acuerdo con los estudios, para que su consumo sea efectivo se debe consumir 500 mg tres veces al día con comidas para que la grasa del hígado disminuyera al menos en un 52 %.

Ácidos grasos Omega 3

Los ácidos grasos de omega 3 tienen un sinfín de beneficios para la salud, estos se encuentran en alimentos como el salmón, sardinas, arenque y macarela.

Cabe resaltar que antes de consumir cualquier suplemento mencionado es necesario consultar con un experto su consumo y su cantidad.

Tés que ayudan a controlar la enfermedad:

Existen algunos métodos caseros que pueden ayudar a hacerle frente a esta enfermedad; sin embargo, cuando se presenten síntomas, siempre lo mejor es consultar al especialista para que determine el tratamiento médico a seguir.

Té verde

Estudios demuestran que este té posee compuestos fenólicos en su composición, como la epigalocatequina, que tiene propiedades antioxidantes, ayudando a disminuir el colesterol malo y los triglicéridos, que pueden acumularse en el hígado y empeorar el grado de hígado graso, asegura el portal Tua Saúde. Lo ideal es siempre utilizarse bajo supervisión médica ya que su uso en exceso puede causar efecto contrario y perjudicar el hígado.

Jugo de melón y menta

La menta es una planta utilizada para tratar problemas digestivos, ya que posee sustancias amargas que ayudan a revitalizar la salud del hígado y de la vesícula, aliviando síntomas como mareos y la hinchazón abdominal. El melón, por su parte, ayuda a refrescar.

Té de ajo con limón

El ajo posee alicina que tiene acción antioxidante y ayuda a reducir los niveles de colesterol malo y de triglicéridos, minimizando el riesgo de acumular grasa en el hígado.