salud

¿Hormigueo en el cuerpo? Estas son las posibles causas

Las causas del hormigueo en el cuerpo tienen un origen benigno en la mayoría de las ocasiones.


Por lo general, las personas pasan por alto el hormigueo en algunas partes del cuerpo, pues consideran que esta parte se acalambró en el momento; sin embargo, la sensación de hormigueo en el cuerpo es un síntoma que se conoce como parestesia y puede acarrear grandes problemas de salud.

Según la revista Cinfasalud, la parestesia es un trastorno que genera un tipo de sensibilidad irritativo que tienen a manifestarse con el hormigueo. Por lo general, esta sensación suele darse en los brazos, manos, dedos, piernas y pies, y la mayoría de veces este síntoma es transitorio.

Cuando el hormigueo se da de manera crónica, esto puede estar relacionado con una lesión que ha sufrido algún nervio o por una patología que puede llegar a afectar las estructuras del sistema nervioso central.

Por esta razón, es importante conocer las principales causas de la parestesia y la revista Mejor con Salud las da a conocer:

  • Mala posición: con frecuencia, esta es la causa más común de dicha afección. El hormigueo aparece cuando una parte del cuerpo se encuentra en una posición anormal durante un tiempo prolongado. Es importante mencionar que el peso sobre una extremidad puede comprimir los vasos sanguíneos y sus nervios, lo cual causa la sensación de hormigueo. Entre las posturas que más causan esto es el cruce de piernas y el acostarse sobre los brazos.
  • Hernia discal: esta afección afecta los discos cartilaginosos, los cuales se encuentran entre cada una de las vértebras. Por lo general, las hernias discales aparecen con mayor frecuencia en la zona lumbar y la sensación de hormigueo es más usual en las piernas. Esta afección desaparece con tratamientos antiinflamatorios y puede disminuir progresivamente con terapias.
  • Diabetes mellitus: una diabetes mal controlada puede llegar a causar hormigueo en el cuerpo. Las zonas más afectadas por la presencia de la parestesia son las manos y los pies.
Los dolores de cabeza en las mañanas pueden durar poco tiempo, pero si el síntoma es muy común, si puede ser causa de preocupación. Foto: Getty images.
Las causas del hormigueo en el cuerpo tienen un origen benigno en la mayoría de las ocasiones. - Foto: Foto: Getty images.
  • Síndrome del túnel carpiano: varios estudios han demostrado que los principales síntomas de esta afección neurológica es el dolor y hormigueo en la cara palmar del pulgar, el índice y el dedo medio de la mano. Este hormigueo suele aparecer en cualquier hora del día, pero se da con mayor frecuencia en la noche.
  • Accidente cerebrovascular: este tipo de problemas ocurren cuando hay problemas en los vasos sanguíneos cerebrales, disminuyendo el aporte de sangre y oxígeno a una zona específica del cuerpo. Los ACV pueden desatar el hormigueo en el cuerpo y la debilidad muscular.
  • Falta de vitaminas: la deficiencia de vitaminas del complejo B generan la sensación de hormigueo en todo el cuerpo y alteraciones en los nervios de las manos y los pies. Para evitar esta causa, lo ideal es mantener una dieta sana y balanceada, y aumentar el consumo de leche, yogur, frutas y vegetales.
  • Esclerosis múltiple: esta es una enfermedad autoinmune en la que se ataca la mielina del sistema nervioso central y periférico. Esta es una de las causas más graves del hormigueo en el cuerpo, porque puede llegar a causar alteraciones permanentes.
  • Ansiedad: cuando existe una alteración psicológica, ya sea estrés, ansiedad o tristeza, se generan unos cambios físicos como parte del proceso de somatización. Es por ello que cuando se da una crisis de ansiedad, una de las causas más frecuentes es el hormigueo en todo el cuerpo y el entumecimiento de la cara, los brazos y las manos.
  • Síndrome de Guillain-Barré: esta afección se caracteriza principalmente por el hormigueo y la sensación de debilidad muscular en los miembros inferiores. Este síndrome es una enfermedad progresiva que afecta todo el cuerpo.
  • Quiste sinoval: suele presentarse como un pequeño nódulo en la piel de las manos y los pies, y genera una sensación de hormigueo en los dedos. Esta afección requiere de una valoración médica que muchas veces su proceso dependerá de una intervención quirúrgica.