vida moderna

Infusión de mango y manzanilla: ¿cómo hacerla y para qué sirve?

Se usa para tratar padecimientos respiratorios como la tos y también para curar la gripe común.


Sin duda, este mes, específicamente en Colombia, ha sido una época de lluvias constantes. Un clima que por lo general puede llevar a enfermedades respiratorias como gripe, tos o incluso bronquitis.

Para esto se puede recomendar tomar infusiones con hierbas que se supone son capaces de aliviar y curar ciertos síntomas. Sin embargo, hay una que podría lograr hacerlo en un menor tiempo posible: la de mango y manzanilla.

Desde la antigüedad, las hojas de mango se han usado para tratar diferentes malestares, como es el caso de algunos estados de México, donde se usa para tratar padecimientos respiratorios como la tos. También se han empleado para curar la gripe común y calmar o tratar el asma, según la Biblioteca de medicina tradicional de la UNAM.

Por su parte, de acuerdo con un estudio publicado en el National Center for Biotechnology Information (NCBI), las flores secas de la manzanilla contienen terpenoides y flavonoides, que contribuyen a que estas adquieran sus propiedades medicinales.

La manzanilla contiene antiinflamatorias y principios activos que le permiten regular los niveles altos de glucemia. Foto: Gettyimages.
Las flores secas de la manzanilla contienen terpenoides y flavonoides que contribuyen a que estas tengan sus propiedades medicinales. Foto: Gettyimages. - Foto: Foto Gettyimages

También el té de manzanilla posee propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas, que actúan controlando la producción de ácidos en el estómago, con lo cual ayuda a eliminar las náuseas, la mala digestión y los gases; además, previene o mejora síntomas de padecimientos como la gastritis y las úlceras gástricas, según el portal especializado en salud Tuá Saudé.

Para los resfriados

Ingredientes:

  • Cuatro hojas de mango.
  • Un manojito de flor de manzanilla.
  • Miel o edulcorante al gusto.
  • Un litro de agua.

Preparación:

  • En una olla, agregar el agua y cuando hierva, agregar las plantas.
  • Después de pasados unos 15 minutos de que se infusionen todas las plantas, apagar el fuego medio.
  • Colar y servir.
  • Si se desea, se puede endulzar con miel.

Para calmar el dolor de garganta

Ingredientes:

  • Una cucharadita de flores secas de manzanilla.
  • Una cucharadita de miel.
  • Una taza de agua hirviendo.

Preparación:

  • Agregar la manzanilla a una taza de agua hirviendo y dejar reposar hasta enfriar.
  • Este té debe ser usado para hacer gárgaras.
  • Además, puede ser empleado para facilitar la cicatrización de la gingivitis y de la estomatitis.

Otros beneficios

Ayuda a una buena digestión

  • La infusión de manzanilla ayuda al cuerpo a nivel digestivo en momentos de necesidad. En situaciones en las que no es digerida bien una comida y se tiene un malestar.
  • Además, gracias a sus propiedades antimicrobianas podría evitar el crecimiento de la Helicobacter Pylori, una bacteria que aumenta el riesgo de formar gastritis y úlceras estomacales.

Alivia los dolores menstruales

  • Sus buenos efectos calmantes a nivel digestivo, unidos a su efecto antiinflamatorio y analgésico, hacen que esta planta también ayude a controlar los dolores producidos la aparición de la regla.
  • Se puede tomar una infusión de manzanilla a partir de la tercera semana del ciclo menstrual.

Disminuye el estrés

Ayudaría en la protección contra algunos tipos de cáncer

  • Gracias a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, el consumo regular de camomila podría prevenir el surgimiento de ciertos tipos de cáncer, como el de próstata, tiroides y ovario, según el portal especializado en salud Tuá Saudé.

Ayudar a controlar la diabetes

  • El consumo diario de esta hierba en forma de infusión puede ayudar a controlar el índice glucémico, es decir, la cantidad de azúcar en sangre. Esto mejora los síntomas de la enfermedad de la enfermedad.

Contraindicaciones

El té de manzanilla no está indicado en las personas que son alérgicas a esta planta y a las plantas de la familia de las margaritas, como la ambrosía, la margarita y los crisantemos.

Además, este té no es indicado en bebés menores de seis meses, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.