Para tratar la artritis los especialistas recomiendan consumir alimentos ricos en Omega 3. Foto: Getty images.
Para tratar la artritis los especialistas recomiendan consumir alimentos ricos en Omega 3. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

vida moderna

Jugos naturales que alivian el dolor por artritis

Los expertos apuntan a que los síntomas de la artritis pueden ser disminuidos con la ayuda de una dieta sana y balanceada.

De acuerdo a lo que reseña Mayo Clinic, “la artritis es la hinchazón y la sensibilidad de una o más de las articulaciones”. Se trata de una enfermedad que comprende más de 100 afecciones y enfermedades reumáticas, siendo la artrosis y la artritis reumatoide los tipos más frecuentes que se presentan.

Sin embargo, hay otros tipos de artritis como artritis del pulgar, artritis idiopática juvenil, artritis psoriásica, artritis reactiva, artritis séptica, espondiloartritis anquilosante, gota y osteoartritis.

La entidad sin ánimo de lucro, dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, explicó que la artrosis provoca que el cartílago, ese “tejido duro y resbaladizo que recubre los extremos de los huesos donde se forma una articulación, se rompa”. Mientras que la artritis reumatoide es una enfermedad en la que el sistema inmunitario ataca de forma directa las articulaciones y comienza por el revestimiento de las mismas.

Además, los factores de riesgo de la artritis comprenden lo siguiente: antecedentes familiares, la edad, sexo, lesión articular previa u obesidad.

En consecuencia, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) revelaron que hay medidas que se pueden tomar para reducir el riesgo de tener algunos tipos de artritis como, por ejemplo, mantener un peso saludable reduce el riesgo de tener artrosis y gota. Además, proteger las articulaciones contra el uso excesivo y las lesiones puede reducir el riesgo de artrosis.

Igualmente, existes algunas preparaciones que pueden ayudar para la mejoría de las articulaciones y en general del dolor, pues de acuerdo con las recomendaciones de la página de vida sana ‘Mejor con salud’ existen unos jugos que debido a sus propiedades curativas pueden ser un complemento ideal para el tratamiento médico.

Jugo de naranja, ajo y perejil

De acuerdo con el portal de salud, el primer jugo recomendado es la combinación de los ingredientes mencionados, ya que al ser combinados resulta ser una bebida antiinflamatoria y antioxidante, lo que ayuda a mitigar los dolores y síntomas de la artritis.

Ingredientes

  • 2 ajos
  • 5 ramas de perejil
  • 1 chile verde
  • El jugo de 5 naranjas

¿Cómo prepararlo?

  • Pelar los ajos y ponerlos en el vaso de la licuadora.
  • Lavar las ramas de perejil y agrégalas junto con el chile.
  • Exprimir el jugo de las cinco naranjas y procesarlo junto con el resto de los ingredientes por unos instantes.
  • Tras obtener una bebida homogénea, consumir de inmediato.
  • Tomarlo todos los días hasta sentir mejoría.

Jugo de apio y piña

La mezcla de piña y apio es ideal para mejorar, no solo, la desinflamación de los tejidos, sino además ayuda a la circulación sanguínea, ya que los dos alimentos tienen propiedades que le aportan vitaminas necesarias al cuerpo como la Vitamina A, Vitamina B, sodio, calcio, magnesio, entre otros.

Ingredientes

  • 1 manojo de apio
  • ½ piña picada
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Lava el manojo de apio, trocéalo y llévalo al vaso de la licuadora.
  • Agrega la piña picada y un vaso de agua para facilitar la mezcla.
  • Procesa a máxima velocidad y consúmelo recién hecho, sin colar.
  • Tómalo una vez al día.

Si la enfermedad ya está presente, los CDC recomiendan perder el exceso de peso y mantener un peso saludable, pues esto es particularmente importante para quienes sufren de artritis, ya que bajar de peso reduce la carga sobre las articulaciones.

Sin embargo, es importante consultar a un experto de la salud para obtener un diagnóstico preciso lo antes posible para que pueda comenzar el tratamiento y tomar medidas a fin de reducir al máximo los síntomas y evitar que la afección empeore.