El colágeno es una proteína está presente en diversas partes del cuerpo, entre ellas la piel.
El colágeno es una proteína que está presente en diversas partes del cuerpo, entre ellas la piel. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

La fruta que ayuda a mantener el colágeno de la piel y prevenir la osteoporosis

Este fruto rojo contiene oligoelementos como el manganeso y el selenio que ayudan a combatir los radicales libres.

Luego de los 25 años, la piel empieza a deteriorarse naturalmente, debido a que la producción de colágeno se hace cada vez más escasa por los factores ambientales y los malos hábitos en el cuidado de la piel. Como tal, el colágeno se encuentra en los cartílagos y otros tejidos como los huesos, los ligamentos y en los tendones, siendo una proteína esencial para el ser humano.

Entre tanto, el colágeno tiene como función principal mantener las estructuras de los tejidos que forman el organismo, como la piel, el cabello, las uñas e incluso las articulaciones, ya que brinda firmeza y elasticidad, pues compone el 80% de la dermis y se encarga de mantener una apariencia joven, tersa y saludable.

De acuerdo con el portal web Sanitas de España, esta proteína se genera dentro del organismo a partir de la combinación de aminoácidos contenidos en los alimentos ricos en vitamina C, zinc y cobre. Al consumir estos ingredientes, “favorece que el desgaste natural que sufre esta sustancia en nuestro organismo sea más lento”.

No obstante, cuando el colágeno empieza a reducirse gradualmente en el organismo, se producen una serie de cambios visibles en la piel, tales como la flacidez, arrugas prematuras, molestias articulares o incluso, enfermedades degenerativas como las osteoporosis.

Una fruta milagrosa

De este modo, para aumentar la producción de colágeno en el organismo es fundamental una alimentación balanceada, ricas en frutas y verduras. De hecho, el portal web Cocina Vital señala que los arándanos rojos son un fruto que favorece y aumentan la producción de esta sustancia en el cuerpo gracias a su alto contenido en vitamina C, fibra y magnesio.

Este fruto rojo, de sabor ligeramente ácido, se caracteriza por ser rico en antocianinas, unos pigmentos de la familia de polifenoles que les otorga un característico color rojizo y que tiene múltiples beneficios para la salud. Asimismo, los arándanos rojos contiene oligoelementos como el manganeso y el selenio, que se convierten en nutrientes esenciales para la actividad de ciertas encimas que protegen frente a los radicales libres.

Arándanos rojos para la producción de colágeno

Según el portal en mención, el poder que tienen los arándanos rojos sobre el colágeno de la piel radica en los antioxidantes de esta fruta, ya que ayudarán a combatir la presencia de radicales libre en la piel. Adicional a ello, este fruto también contiene otros fitoquímicos que los hace ideal para mantener la elasticidad de la piel.

Otro de los beneficios importantes que otorga este fruto rojo es que gracias a su poder antioxidante y a sus proantocianidinas, se reduce gradualmente la inflamación del cuerpo, que en muchos cazos puede generar rigidez y dolor muscular. Cuando esto sucede, aumenta el riesgo de padecer enfermedades degenerativas como la osteoporosis y la artritis.

Para consumir este saludable alimento, solamente debe ingerir un puñado de arándanos rojos al día. En caso de que estén muy frescos, se debe evitar ingerirlos solo, ya que son muy ácidos y puedes generar molestias estomacales. Este también se puede consumir por medio de los frutos deshidratados, salsas y jaleas.

Otros beneficios

  • Mejora la vista: gracias a la gran cantidad de antioxidantes antocianinas, esta fruta puede ayudar a prevenir los daños oculares que se ocasionan por el daño oxidativo en la retina del globo.
  • Combate las infecciones: específicamente, el jugo de arándanos protege el organismo de todas las infecciones del tracto urinario, así como también combate la bacteria Helicobacter pylori que causa úlceras y cáncer de estómago.