vida moderna

La fruta que ayuda a reducir el estrés de manera natural

El estrés puede generar problemas como dolores de cabeza, diarrea, estreñimiento o pérdida del deseo sexual.


Cuando las personas se sienten agobiadas por causa de un sin número de situaciones que aparecen al tiempo, aparece el estrés, como una reacción a la presión que se ejerce sobre la mente. De ahí la exigencia que se debe hacer para lograr superar dichas situaciones.

Sin embargo, esta sobrecarga mental puede generar impactos físicos y psicológicos. Por otro lado, no todo el estrés es negativo, el portal web experto en temas de salud Cuídate Plus explica qué puntos positivos puede llegar a tener el estrés en el cuerpo humano.

“El estrés actúa como un proceso general de adaptación de los individuos al medio. Por ejemplo, el estrés puede aparecer cuando alguien tiene frío, tensando los músculos para producir calor; cuando se produce un esfuerzo para hacer la digestión o cuando alguien duerme menos para estudiar”, señala.

Algunos síntomas por lo cuales el cuerpo puede alertar sobre la presencia de estrés excesivo son los dolores de cabeza, los cuales son provocados por la tensión muscular de la zona (mandíbula y cuello); este síntoma puede venir acompañado de fallas en la memoria.

La visión borrosa se puede generar por el abuso de las pantallas, el estrés o la falta de sueño, así lo explica el oftalmólogo Carlos Lisa Fernández. Foto: Getty images.
El estrés aparece como una reacción a diversas situaciones que ejercen presión simultáneamente. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

La diarrea o estreñimiento también pueden corresponder a un síntoma de estrés, así como los cambios bruscos de peso corporal o los problemas de desempeño sexual.

Según la Sociedad Española para el Estudio del Estrés y la Ansiedad (SEAS), el estrés se manifiesta en una primera fase de activación, en donde se debe enfrentar un estímulo difícil de manejar; después, hay un periodo de mantenimiento del estado de alta actividad y, por último, cuando se ha superado la situación, se pasa a una fase de agotamiento.

Entre las medidas naturales que se pueden tomar para contribuir a contrarrestar esta reacción mental, se pueden encontrar diversidad de frutas, verduras y hiervas; sin embargo, existe una fruta recomendada especialmente para tratar el estrés.

La cereza acerola es una fruta procedente de las tierras latinoamericanas, tienen un particular sabor dulce y ácido a la vez. Esta fruta, cuyos colores varían entre rojo y verde, son reconocidas por tener un gran aporte nutricional. Novoma, por medio de su portal web, describe perfectamente que es la cereza acerola.

“La acerola es un pequeño árbol en el que crece un delicioso fruto parecido a la cereza, a menudo llamado cereza de Barbados o cereza de las Indias Occidentales (...) Originaria de las zonas tropicales de México, Sudamérica y Centroamérica, esta pequeña fruta roja ácida ha sido valorada durante miles de años en la medicina tradicional, y ahora en la moderna” explica.

Esta fruta es una fuente principal de vitamina C.
La cereza acerola contiene de 50% a 100% más Vitamina C que la naranja o el limón. - Foto: Getty Images

El consumo de las cerezas acerola es recomendado para contrarrestar el estrés, debido a su alto contenido de vitamina C. Para hacer una dimensión de la cantidad de vitamina que contiene, estudios señalan que estas cerezas poseen entre 50% y 100% más vitamina C que una naranja o un limón, señala el portal Healtline.

“La vitamina C está involucrada en la respuesta al estrés. Es más, los niveles altos de vitamina C están vinculados a un estado de ánimo elevado y niveles más bajos de depresión y enojo. Además, comer alimentos ricos en esta vitamina puede mejorar el estado de ánimo en general”, explica.

En cuanto a su método de consumo, lo ideal sería comer la fruta en su estado natural, pero, al ser rápidamente perecedera, se tiende a vender en polvo. De igual manera, se puede consumir en esta presentación sin problema.

Adicional al consumo de esta fruta, es necesario incluir otros hábitos como la actividad física, la hidratación y tomar las medidas necesarias para que las situaciones laborales o personales no desequilibren la salud y tranquilidad por cuenta del estrés.