vida moderna

La genética explica por qué el perro se convirtió en el mejor amigo del hombre

Según estudios, los perros han cambiado el control de las hormonas que influyen en el comportamiento social.


Dos mutaciones en un gen que interviene en la producción de la hormona del estrés pudieron haber tenido un papel en la domesticación de los perros, al permitirles desarrollar habilidades cognitivas sociales, para interactuar y comunicarse con los humanos.

Según un estudio publicado por la revista científica Scientifics Reports, encabezado por la Universidad Azabu en Japón, sugiere que las mutaciones en el gen receptor de la melancorina 2 pueden haber proporcionado la domesticación de estos animales. Se menciona también que se podría dar al promover niveles más bajos de estrés alrededor de los humanos.

Es de mencionar que los perros han implicado cambios en diferentes genes, generalmente en el control de las hormonas que influyen en el comportamiento social; sin embargo, no se había concretado con precisión qué cambios genéticos podrían haber tenido lugar.

Asimismo, el equipo liderado por el científico Miho Nagasawa investigó las interacciones cognitivas sociales de 624 perros mediante dos tareas específicas.

En la primera, los perros tenían que decidir qué taza tenía comida escondida bajo él, en función de señales como señalamientos, miradas y golpecitos, realizadas por integrantes del grupo de investigación, lo que colocaba aprueba la compresión del animal, los gestos y la comunicación humana.

Acto seguido, debía intentar abrir un recipiente con el fin de acceder a la comida y los investigadores midieron la frecuencia y el tiempo que los perros pasaban mirando a los investigadores, lo que demostraba el apego social a los humanos.

En el estudio, los perros fueron separados en dos grupos, en función de su raza. El primer grupo estaba conformado por razas consideradas genéticamente más cercanas al lobo llamado Antiguo y el grupo General, que incluía las otras razas más alejadas del lobo.

Los del grupo Antiguo miraban a los humanos con menor frecuencia durante la tarea de la resolución de problemas, lo que significa que estaban menos apegados, mientras que no hubo diferencias significativas relacionadas con la raza en la primera tarea.

Además, los autores intentaron buscar diferencias en los genes asociados a las capacidades cognitivas relacionadas con el ser humano entre los grupos Antiguo y General.

De igual manera, entre los genes estudiados se encontraban el de la oxitocina (OT), el receptor de la oxitocina (OTR) o el receptor de la melanocortina 2 (MC2R).

Perro
Perro - Foto: Getty Images

También, dos cambios en el gen MC2R se juntaron tanto a la interpretación correcta de los gestos en la primera tarea, como a mirar más a las personas en la tarea de resolución de problemas.

Beneficios de tener un perro como mascota

  • Estudios han demostrado que los propietarios de un perro tienen la tensión arterial y el colesterol más bajos que las personas que no conviven con un perro.
  • Los propietarios de perros tienen un sistema inmunitario más fuerte, esto le ayuda a estar bien y a pasar menos tiempo superando enfermedades.
  • La gente se recupera más rápido de sus dolencias e incluso muestra mayor tasa de supervivencia después de un ataque cardíaco si tiene perro.
  • Los niños que tienen un perro faltan menos a la escuela por enfermedad.
  • Los niños con enfermedades crónicas suelen enfrentarse mejor al tratamiento si cuentan con un perro.
  • Los perros proporcionan una sensación de bienestar emocional a través del amor incondicional que dan; por eso, son una gran compañía para las personas que viven solas.
  • Tener un perro puede ayudar a las personas a recuperarse de un trauma personal, como la pérdida de un ser querido.
  • Al sacar al perro a pasear es frecuente encontrarse con otros dueños de perros, se puede hacer amigos al tiempo que su perro.
  • Los paseos ofrecen una valiosa oportunidad de desconectarse de todo y pasar tiempo con el perro.