El hígado es uno de los órganos vitales del cuerpo.
El hígado es uno de los órganos vitales del cuerpo. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

La infusión natural para depurar el hígado y combatir la diabetes

El hígado es un órgano imprescindible para ayudar a depurar y eliminar desechos del organismo.

Las especias, las plantas aromáticas y las hierbas en general no son nuevas en la alimentación humana. Desde entonces se les reconocía por su toque de sabor extra para las comidas, resaltando algunas preparaciones y volviéndose imprescindibles para ciertas recetas.

Pero su uso no se restringió a la gastronomía y se expandió a los campos de la medicina natural, donde se empezaron a aprovechar las características de estos ingredientes para el tratamiento de enfermedades. Con el tiempo se han ido detallando las razones científicas detrás de esta costumbre milenaria.

Actualmente, existen varias infusiones que se recomiendan para mejorar la salud del hígado y depurarlo. Una de las plantas recomendadas es el cardo mariano, una planta que brinda excelentes resultados en términos de salud, principalmente para las personas con problemas hepáticos. También se le atribuyen propiedades antiinflamatorias y antialérgicas.

Las semillas del cardo mariano poseen flavonoides que ayudan a fortalecer las membranas de las células del hígado y reducen las toxinas que entran en su interior.

Los tres flavonoides son silibina, silicristina y silidianina. Gracias a sus propiedades, la infusión de esta planta sirve como antioxidante, lo que ayuda a reducir la inflamación de hígado y regenera los tejidos que han sido dañados.

La planta estimula el flujo de bilis, lo que elimina el exceso de grasa y previene su acumulación, por lo que su consumo también ayuda a combatir el colesterol alto en la sangre. Por otro lado, uno de sus componentes, conocido como la silimarina, ayuda no solo a reducir el azúcar en la sangre y mejora la sensibilidad de la insulina, sino que también cuida el colesterol presente en la sangre, ayudando a bajar los niveles altos de colesterol y triglicéridos.

Cómo preparar la infusión de cardo mariano:

De acuerdo con el portal especializado Consumer, preparar esta infusión es bastante fácil, sin embargo, los tiempos de cocción son importantes para que la hierba suelte sus propiedades y beneficios.

Ingredientes:

  • Una cucharadita de semillas de cardo mariano
  • Una taza de agua
  • Miel

Calentamos el agua hasta que hierva, retiramos del fuego y agregamos las semillas de cardo mariano. Tapamos la infusión y dejamos que repose durante 10 minutos. Servimos colando la infusión.

Otras infusiones y jugos:

Jugo de naranja y jengibre

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • 1/2 diente de ajo.
  • 1 cucharadita de jengibre.
  • 1/2 vaso de jugo de naranja.

Preparación:

  • Licuar todos los ingredientes y beber la mezcla diariamente durante una semana, en ayunas.

Jugo de remolacha

Ingredientes:

  • 1 remolacha grande.
  • 1 limón grande o 2 pequeños.

Preparación:

  • Lavar, pelar y picar la remolacha.
  • Exprimir el jugo de los limones.
  • Agregar el jugo de limón a la licuadora junto a la remolacha.
  • Añadir un poco de agua y procesar hasta que todos los ingredientes se integren.
  • Beber el jugo recién hecho.

Diente de león

La parte importante del diente de león se encuentra en la raíz, donde se concentran propiedades que ayudan a desintoxicar el hígado, como las diuréticas y depurativas, además de tónicas, cicatrizantes y hepatoprotectoras, según el magacín Mundo Deportivo, en su sección de salud y bienestar.

Preparación:

  • Colocar el agua y una cucharada de raíces de dientes de león en una olla, y llevar a ebullición.
  • Dejar hervir durante cinco minutos. Luego, retirar del fuego y dejar reposar cinco minutos.
  • Por último, colar y beber cuando esté tibio. Este té puede beberse hasta tres veces al día.

Té de romero

Ingredientes:

  • 5 g de hojas frescas de romero.
  • 250 ml de agua hirviendo.

Preparación:

  • Agregar el romero en el agua hirviendo, dejar reposar de tres a cinco minutos, debidamente tapado.
  • Colar, beber tibio y sin endulzar. Este té se puede ingerir tres a cuatro veces por día. Además, este té puede ser utilizado para lavarse el cabello.
  • No hay un tiempo definido para la ingesta de este té; sin embargo, los fitoterapeutas suelen recomendarlo durante tres meses y reposarlo durante un mes.