vida moderna

La infusión que ayuda a deshinchar el abdomen: ¿cómo prepararla?

En caso de que la hinchazón permanezca por varios días, se debe consultar a un médico.


La hinchazón abdominal, también conocida como distensión abdominal, frecuentemente es el resultado de la ingesta de grandes porciones de comida. Sin embargo, Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, señala que hay otros factores que pueden provocarla:

  • Deglución de aire (un hábito nervioso)
  • Acumulación de líquidos en el abdomen (esto puede ser un signo de un problema grave de salud).
  • Gases en el intestino por comer alimentos ricos en fibra (como frutas y verduras).
  • Síndrome del intestino irritable.
  • Intolerancia a la lactosa.
  • Quistes ováricos.
  • Oclusión intestinal parcial.
  • Embarazo.
  • Síndrome premenstrual (SPM).
  • Miomas uterinos.
  • Aumento de peso.

En caso de presentar los siguientes síntomas, se debe acudir inmediatamente a un centro médico para evitar complicaciones de salud:

  • La hinchazón abdominal está empeorando y no desaparece.
  • La hinchazón se presenta con otros síntomas inexplicables.
  • El abdomen es sensible al tacto.
  • Se tiene fiebre.
  • Se tiene diarrea intensa o heces con sangre.
  • No poder comer o beber por más de 6 a 8 horas.

En su sección de nutrición, el portal web Mundo Deportivo destaca los beneficios del hinojo para tratar afecciones digestivas. “El hinojo tiene la capacidad de mejorar las digestiones y evitar la formación de gases en el estómago, así que ayuda a conseguir un vientre más plano porque logra deshinchar la zona de la barriga”, explica el sitio web.

Para aprovechar sus propiedades se puede preparar en casa fácilmente. Cabe resaltar que antes de consumir este tipo de remedios se debe consultar con un médico.

¿Cómo preparar la infusión?

  1. Lavar muy bien las hojas de hinojo.
  2. Ponerlas en una olla con agua.
  3. Dejar hervir por al menos 15 minutos.
  4. Dejar enfriar un poco, colar y servir.

También se pueden comprar bolsas de té de hinojo, las cuales ya vienen preparadas y solo es necesario agregar a una taza de agua caliente.

Gases

El aire que se acumula en el intestino puede salir a través del recto, como flatulencia, o a través de la boca, como eructo. “El aumento de los gases o del dolor que estos provocan puede producirse por el consumo de alimentos que son más propensos a generar gases. A menudo los cambios simples en los hábitos alimenticios pueden disminuir la presencia de gases molestos”, explica Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Las causas de los gases estomacales son diversas. Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, las menciona:

  • Comer alimentos como fibra.
  • Comer o beber productos a los que el cuerpo sea intolerante.
  • Antibióticos
  • Síndrome del intestino irritable
  • Incapacidad para absorber nutrientes en forma apropiada (malabsorción)
  • Incapacidad para digerir nutrientes en forma apropiada (mala digestión)
  • Tragar aire al comer
  • Masticar goma de mascar
  • Fumar
  • Consumir bebidas carbonatadas.

Síndrome de intestino irritable

Este síndrome es conocido popularmente como “colon irritable”. Los expertos aún no conocen la causa exacta de este síndrome. En cada persona, los síntomas pueden variar y durar por un período de tiempo largo. Medline Plus, sitio web de a Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, menciona los más comunes:

  • Dolor, cólicos o hinchazón en el abdomen relacionados con la evacuación intestinal.
  • Cambios en el aspecto de las heces.
  • Cambios en la frecuencia con la que se evacúan los intestinos.
  • Aumento de gases.
  • Hinchazón.
  • Mucosidad en las heces.

El tratamiento de esta afección consiste en hacer algunos cambios en el estilo de vida, especialmente en la alimentación. También puede que el médico recomiende “probióticos y terapias de salud mental. Es posible que deba probar algunos tratamientos para ver cuál funciona mejor para usted. Su doctor le puede ayudar a encontrar el plan de tratamiento adecuado”, indican los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés).