Tendencias
Cerebro - inteligencia
Alimentos que afectan el rendimiento cognitivo - Foto: Getty Images

vida moderna

La lista de alimentos que podrían afectar la memoria

Varios alimentos pueden inducir la pérdida de memoria e incrementar la posibilidad de sufrir Alzheimer.

Cuenta la leyenda que la gente es lo que come. Esto quiere decir que, dependiendo de la alimentación, las personas tienen cierto aspecto físico, intelectual y personal reflejado en todo su organismo. Incluso, se considera que la alimentación tiene bastante influencia en el cerebro. Esto se debe a que el buen funcionamiento del cerebro está relacionado con el contenido de minerales que obtenga en su desarrollo.

Investigaciones han podido concluir que el papel que juega el grupo de vitaminas B, especialmente el ácido fólico afecta el rendimiento cognitivo e incluso aumenta las probabilidades de padecer Alzheimer. Business Insider señala que son cada vez más numerosos los estudios que advierten los peligros de consumir productos altamente procesados. Este tipo de productos también conllevan a riesgos para la salud como la obesidad, la diabetes y el cáncer.

Donuts
Los peligros de consumir productos altamente procesados. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Por consiguiente, existen varios grupos de alimentos que pueden inducir la pérdida de memoria e incrementar la posibilidad de sufrir Alzheimer. Según las investigaciones es recomendable evitar estos alimentos:

Carbohidratos simples

El consumo de dietas altas en carbohidratos simples y grasas saturadas, está relacionada con deficiencias cognitivas tanto en humanos como en roedores.

Fructosa

La fructosa esta presente en varios alimentos procesados como los zumos, los refrescos azucarados, las frutas en lata, entre otros. La ingesta de este compuesto podría tener un efecto negativo en la plasticidad sináptica del hipocampo. Esto podría afectar al rendimiento cognitivo e incidir en la aparición de trastornos neurológicos.

Un estudio publicado en The Journal of Physiology encontró que la fructosa tiene un efecto negativo en el cerebro, ya que afecta a el funcionamiento de las células del encéfalo y cómo estas almacenan la energía necesaria para procesar tanto el aprendizaje como los pensamientos.

Comida procesada

Algunos tipos de quesos procesados, incluso el queso americano, los palitos de mozzarella entre otros, acumulan proteínas en el cuerpo que se han asociado directamente con el Alzheimer.

Carnes Procesadas

Así mismo, las carnes procesadas, como el pavo ahumado, el jamón y el tocino contienen nitrosaminas, que hacen que el hígado produzca grasas que son muy tóxicas para el cerebro. Según un estudio de Medicina Militar, estos productos pueden provocar deshidratación y por lo tanto, una disminución de la función cognitiva.

Grasas saturadas

Una investigación realizada por Nuria del Olmo y Mariano Ruiz-Gayo en la Universidad CEU San Pablo y presentada en el Congreso Anual de la Endocrine Society (San Francisco), ha señalado que las dietas ricas en grasas saturadas no son sólo un problema para la salud física, sino que causas trastornos alimentarios, enfermedades metabólicas y cardiovasculares y un riesgo para el desarrollo cognitivo, sobre todo relacionado con la memoria.

Azúcares

Un estudio realizado por la Universidad de Berlín, afirma que los niveles crónicamente más altos de glucosa en la sangre, ejercen una influencia negativa en la cognición, posiblemente mediada por cambios estructurales en las áreas cerebrales relevantes para el aprendizaje.

Alimentos que pueden afectar al desarrollo de la inteligencia

Este tipo de alimentos puede afectar al desarrollo correcto del cerebro, por esta razón, no se recomiendan en niños pero tampoco en los adultos, ya que podrían afectar el rendimiento cognitivo en general:

Alcohol

Por medio de cinco estudios, investigadores estadounidenses descubrieron algo que denominaron el “sesgo idiota embriagador”. Los científicos pudieron observar que, en ausencia de cualquier evidencia de rendimiento cognitivo reducido, las personas que consumen alcohol son percibidas como menos inteligentes que las que no lo hacen.

Recientemente un grupo de investigadores de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) y la Universidad de Nottingham (Reino Unido), identificaron los daños causados a nivel cerebral, dónde se refleja que el alcohol provoca las alteraciones en la zona prefrontal del cerebro, una región que controla las funciones ejecutivas como la planificación y el diseño de estrategias, la atención selectiva, el control de la conducta y la memoria de trabajo.

Grasas trans

Varios estudios avalan la relación entre la ingesta de grasas trans y el declive cognitivo. La revista Neurology publicó una investigación que demostró que una alta ingesta de grasas trans se relaciona a la contracción del cerebro y a un mayor riesgo de padecer un derrame cerebral.

Alimentos blancos

Alimentos blancos, como pasteles, azúcar blanca, arroz blanco, pan blanco y pasta provocan un aumento en la producción de insulina y puede perjudicar al cerebro.