Tendencias
Getty Images
Una alimentación saludable es fundamental para llevar una vida saludable. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

La lista de alimentos que una mujer debe incluir en su dieta

Antes de agregar estos alimentos a la dieta se debe consultar con un especialista de la salud.

Una alimentación saludable es fundamental para tener el organismo en óptimas condiciones de salud. Aunque algunos creen que una dieta balanceada solo se limita al consumo de verduras y frutas, es importante conocer qué comer para estar bien.

Cuidar la alimentación es un hábito que poco a poco ha causado más interés en las personas, ya sea para mejorar su salud, bajar, mantener o aumentar el peso.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una alimentación balanceada contribuye a mantener alejado de varias enfermedades como las cardiovasculares, la diabetes e incluso se previene el desarrollo del sobrepeso y la obesidad.

Como se mencionó, para lograr una dieta balanceada, “es necesario el consumo diario de frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, leche, carnes, aves y pescado y aceite vegetal en cantidades adecuadas y variadas”, explica el Ministerio de Salud de Colombia.

Dependiendo el organismo de cada persona es necesario incluir en la dieta alimentos específicos, por ejemplo, según el portal Cocina Fácil, existen ingredientes que son indispensables en el régimen de alimentación de una mujer. Algunos de ellos, son:

1. Avena: este es uno de los cereales más completos y equilibrados, debido a que aporta carbohidratos, fibra, grasa y minerales. Es rico en magnesio, cobre, hierro, zinc y vitamina B1, entre otros. También contiene antioxidantes y alimenta a las bacterias buenas del intestino.

2. Manzana: la manzana posee una fibra llamada pectina, que puede llegar a reducir la absorción de grasas que se ingieren en un día, lo que ayuda con el colesterol malo. De acuerdo con la nutricionista de la Asociación Brasileña de Nutriología, Valéria Goulart, citada por el portal Terra, comerse una manzana puede tener beneficios en torno al dolor de estómago.

3. Higos: es un fruto de sabor dulce y rico en hidratos de carbono, agua y azúcares naturales. También brinda proteína y contiene aminoácidos esenciales que aportan nutrientes al cuerpo. Esta fruta se destaca por su aporte de fibra, por lo que además es buena para regular la digestión.

4. Aguacate: de acuerdo con un artículo publicado por Harvard Health Publishing, de Harvard Medical School, el aguacate está lleno de nutrientes que contribuyen a la salud del corazón. También contiene vitamina E y ácido fólico, lo que previene el envejecimiento prematuro.

5. Granos enteros: estos son ricos en fibra, por lo que ayudan a mejorar la flora intestinal, facilitan la digestión y evitan el tránsito lento. Además, previene la gastritis y la colitis.

6. Huevo: este es un alimento con un alto valor nutricional, rico en proteínas, minerales, vitaminas y ácidos grasos omega 3 que lo hacen ideal para cualquier rutina de alimentación. Los expertos del Centro Internacional del Huevo y la Nutrición destacan que estos son uno de los alimentos más nutritivos del planeta.

Cabe resaltar que existe una diversidad de métodos para llevar hábitos alimenticios saludables. De hecho, el Ministerio de Salud de Colombia realizó una lista de rutinas que deberían seguirse para tener una dieta equilibrada:

  • Disminuir el consumo de grasas saturadas y evitar las comidas rápidas: el consumo de estas grasas es de los más perjudiciales para la salud y se puede encontrar en productos de pastelería, galletas y postres. En cuanto a las comidas rápidas, son altamente calóricas, abundantes en grasas y pobres en nutrientes.
  • Limitar el consumo de sal: aunque es la principal fuente de sodio en la alimentación, su consumo elevado contribuye a la hipertensión arterial y aumenta el riesgo de cardiopatía y accidente cerebrovascular, de acuerdo con la OMS.
  • Consumir alimentos variados y nutritivos diariamente: si la alimentación se varía de un día a otro, puede resultar más nutritiva y agradable. Lo importante es que en ella se incluyan todos los grupos de alimentos como frutas, verduras, carnes, cereales, lácteos, entre otros.
  • Aumentar el consumo de frutas y de verduras: se aconseja consumir alrededor de tres frutas y dos verduras diarias. De este modo, las vitaminas y minerales presentes en estos alimentos se verán reflejados en la salud del organismo.