vida moderna

Las mejores infusiones naturales para combatir la celulitis

Algunas de estas combinaciones, entre plantas y frutas, son una alternativa que podría tenerse en cuenta para contribuir a la renovación de células inflamadas.


La piel es un órgano dinámico que suele cambiar con el paso del tiempo por factores hereditarios, alteraciones de peso, hábitos alimenticios, entre otras variables. Entre las afecciones más comunes, que suelen tener un gran porcentaje de personas en la piel, se encuentra la celulitis.

De acuerdo con los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades de los Estados Unidos, no hay una especificación determinada del por qué aparece la celulitis, pero se trata de una infección bacteriana común en la piel, dichas bacterias “entran a través de cortes en la piel, como una lesión o una herida quirúrgica”.

Los médicos y conocedores del área de la salud hacen el diagnóstico de esta afección por el aspecto que se ve en el exterior de la piel, así que no se recurren a pruebas adicionales para dictaminar la celulitis.

Al ser una complicación que suele presentarse en una gran conglomerado de sujetos a nivel global, la Clínica de Mayo comparte los síntomas más comunes por los que alguien podría tener celulitis: área roja en la piel que tiende a expandirse, hinchazón, sensibilidad, dolor, sensación de calor, fiebre, manchas rojas, ampollas y piel de naranja.

Respecto al último síntoma, de la piel de naranja, es un “tejido graso subcutáneo que se ha acumulado hasta el punto de presionar y sobresalir entre las fibras de tejido conectivo”, indica Vitónica.

Piel
Un 90 % de las mujeres padecen de celulitis. Foto: Getty Images. - Foto: Getty Images

Existen múltiples maneras para combatir la celulitis y estas van desde el conocimiento científico hasta los métodos naturales. En cuanto a los segundos, las infusiones suelen ser las protagonistas de los remedios caseros, ya que son fáciles de preparar y se les atribuyen propiedades por los ingredientes que contienen.

En ese caso, hay un trío de infusiones que la revista de buenos hábitos Mejor con Salud comparte para combatir la celulitis.

Infusión de cáscara de limón y fresas

Esta dupla de ingredientes favorece a la circulación sanguínea, funciona como un antioxidante y contribuye a depurar la retención de líquidos en el organismo. Tanto la fresa como la cáscara de limón renuevan las células inflamadas que suelen concentrarse en los muslos y provocan la denominada piel de naranja.

  • Ingredientes: la cáscara de un limón grande, 10 fresas limpias y un litro de agua natural.
  • Preparación: calentar el agua hasta que hierva; luego, añadir la cáscara de limón, previamente lavada, y la decena de fresas; después, dejar cocinar por 20 minutos, hasta que el fruto esté blando; seguidamente, quitar la cáscara de la mezcla y agregar el agua con las fresas en una licuadora; para terminar, licuar hasta que la combinación sea homogénea y tomar la infusión, después de cada comida por 10 días.

Infusión de toronja y té verde

La toronja, también conocida como pomelo, se caracteriza por servir para la pérdida de peso, pero también tonifica la piel. En adición, si esta fruta se combina con el té verde, el metabolismo se acelera y se combate la retención de líquidos, junto a la aparición de celulitis, consigna Mejor con salud.

  • Ingredientes: una toronja grande, 20 gramos de té verde y un vaso de agua.
  • Preparación: primero se debe exprimir el jugo de la toronja y, por otro lado, realizar una infusión de té verde. Respecto a la preparación de la planta, agregar los gramos de té a un vaso de agua caliente y revolver. Para terminar, incorporar el jugo de la toronja y se puede tomar después de cada almuerzo, para contrastar la acumulación de lípidos (grasas).

Infusión de piña y diente de león

Los conocedores del tema explican que esta combinación es efectiva para la celulitis porque las frutas y las plantas en conjunto actúan de mejor forma y aumentan las vitaminas y nutrientes para el organismo.

La piña, al contener su principal elemento que es la Bromelia, depura el organismo y trata la inflamación de las células, mientras que el diente de león favorece a la circulación sanguínea y absorción de toxinas.

  • Ingredientes: dos rodajas de piña sin cáscara, 20 gramos de diente de león y un vaso de agua.
  • Preparación: poner a calentar el agua hasta que hierva y luego agregar la piña y el diente de león; después, realizar la cocción durante 20 minutos y colar la infusión; por último, se puede acompañar con un poco de miel y se recomienda consumir caliente, principalmente después de la cena, detalla la citada revista digital.