vida moderna

Las mentiras más frecuentes acerca de la aplicación de vitamina C en la piel

La vitamina C favorece la producción de colágeno.


Son tantos los principios activos que, al final, cualquiera se pierde en los mundos de la cosmética. Precisamente, cuando se habla de ellos, uno de los que más controversiales, junto al retinol, es la vitamina C, ya que “genera mucho miedo porque, cuando pensamos en ella, nos vamos a sus fórmulas primigenias, bastante irritativas e inestables, algo que ya no ocurre, con fórmulas cuidadosamente estabilizadas y duraderas”, explicó Valeria Navarro, directora técnica de la firma cosmética coreana Boutijour.

La idea es desmentir algunos de los mitos más comunes que envuelven a este antioxidante, que aporta calma; puesto que es uno de los principios clave para tener una piel protegida, iluminada y joven.

Mitos acerca del uso de vitamina C en la piel

La vitamina C no se puede usar por el día

Hay quienes la aplican por la noche por miedo a la reacción que pueda tener cuando se expone la piel al sol. Lo que no saben quiénes lo llevan a la práctica es que están evitando uno de los mayores beneficios de la vitamina C: el de proteger la piel.

“No solo podemos emplearla por el día, sino que es el momento clave para hacerlo. Una rutina rica en vitamina C se aplicará mañana y noche, pero de hacerlo nada más una vez, siempre será por la mañana. De este modo, además de aportar todos sus beneficios habituales, ofrecerá una protección antioxidante ante los temidos radicales libres. Aparte, aporta una luminosidad que es mejor aprovechar por el día”, afirmó Elisabeth San Gregorio, directora técnica de Medik8.

La vitamina C irrita

No solamente no irrita, sino que además determinados tipos de vitamina C pueden ayudar a calmar determinados procesos inflamatorios. “Únicamente irritaba en su forma cívica y con un pH muy bajo. Puede irritar cuando se oxida, pero si esto ocurre, es porque no es una fórmula estable.

Actualmente, las firmas más responsables trabajamos con maneras autoestables de vitamina C que pueden estar abiertas meses. De hecho, un detalle en el que fijarse es en el color: cuando los sueros estén transparentes o blanquecinos, lo normal es que no estén oxidados y en buenas fórmulas esta duración suele superar los 12 meses”.

Expertos destacan los beneficios de la vitamina C, pues es una de las más utilizadas en fórmulas cosméticas para combatir los signos de la edad. Foto: Getty images montaje SEMANA.
Expertos destacan los beneficios de la vitamina C, pues es una de las más utilizadas en fórmulas cosméticas para combatir los signos de la edad. - Foto: Foto: Getty images montaje SEMANA.

La vitamina C mancha

Este componente no mancha, lo que mancha es el sol, así lo afirman las especialistas. De hecho, la vitamina C es uno de los principios clave en la eliminación de manchas.

“Cuando se trabaja con vitaminas C muy poco estables (ácido ascórbico puro), estas podrían producir sensibilidad cutánea y, al exponer la piel al sol, producir hiperpigmentación. Pero esto no ocurre con las fórmulas estables de vitamina C a partir de fosfato de sodio de vitamina C, tetrahexildecil ascorbato o ácido ascórbico etilado. No obstante, siempre lo que mancha es el sol, no los demás productos, por eso es tan importante aplicar protector solar a diario”, afirmó Raquel González, directora de educación de Perricone MD.

No se puede combinar con la niacinamida

Este mito es difundido de manera frecuente en algunos portales de salud o cuidado personal. ¿Qué opinan las que saben del tema sobre esta afirmación? “No habría ningún problema en trabajar conjuntamente con vitamina C y niacinamida. De hecho, ambas se apoyarán entre sí para tratar aspectos como la pigmentación o el tamaño de los poros”, señala Valeria Navarro, directora técnica de Boutijour.

Con información de Europa Press.