vida moderna

Las señales que indican que se estaría a punto de perder la visión

La visión es uno de los sentidos más utilizados.


A nivel mundial, se estima que aproximadamente 1300 millones de personas viven con alguna forma de deficiencia visual, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Asimismo, explicó que las principales causas de la visión deficiente son los errores de refracción no corregidos y las cataratas y que la mayoría de las personas con visión deficiente tienen más de 50 años.

“En todo el mundo, por lo menos 2.200 millones de personas padecen deficiencia visual o ceguera, y de ellas, al menos 1.000 millones tienen una deficiencia visual que podría haberse evitado o que aún no se ha tratado”, señaló la OMS, quien agregó que “según las previsiones, la necesidad mundial de atención ocular aumentará notablemente en las próximas décadas, lo que supondrá un reto considerable para los sistemas de salud”.

Por tal razón, el Instituto Braille, una organización sin fines de lucro cuya misión es eliminar las barreras provocadas por la ceguera y la pérdida severa de la vista, reveló en su portal que las señales que indican que se estaría a punto de perder la visión son:

  • Problemas de adaptación de la vista en habitaciones oscuras o en el exterior por la noche.
  • Dificultad para enfocar objetos próximos o lejanos.
  • Parpadear o entrecerrar los ojos debido a sensibilidad excesiva a la luz o al brillo.
  • Ojos rojos o inflamados, o párpados hinchados.
  • Dolor repentino en los ojos o alrededor.
  • Ver una mancha oscura en el centro del punto de visión.
  • Visión doble.
  • Ver manchas o imágenes fantasmales.
  • Pérdida repentina de la vista en un ojo.
  • Visión repentina, nublada o borrosa.
  • Percibir destellos de luz o ráfagas de puntos negros.
  • Ver halos o arco iris alrededor de luces o focos.
  • Pérdida de la visión periférica (lateral).
Expertos indican que los errores de refracción, hipermetropía, miopía y astigmatismo provocan la visión borrosa. Foto: Getty Images.
Es importante asistir al médico para que le revisen los ojos y saber si hay algún problema. - Foto: Foto: Getty Images.

Por ello, si se presentan agudeza en algunos de los síntomas ya mencionados, es importante consultar a un experto de la salud para que sea este quien revise y asesore adecuadamente a cada persona, pues la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.

Por su parte, Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, reveló algunos consejos para ayudar a mantener los ojos sanos como, por ejemplo:

  • Tener una dienta saludable y equilibrada: Debe incluir bastantes frutas y verduras, especialmente verduras amarillas y de hojas verdes. También es ideal comer pescado rico en ácidos grasos omega-3, como el salmón, el atún y el fletán (halibut).
  • Hacer ejercicio regularmente: El ejercicio puede ayudar a prevenir o controlar la diabetes, la presión arterial alta y el colesterol alto, ya que estas enfermedades pueden conducir a algunos problemas del ojo o de la visión.
  • Evitar fumar: Fumar aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades de los ojos relacionadas con la edad, como la degeneración macular y cataratas. Adicional, puede dañar el nervio óptico.
  • Usar gafas de sol: La exposición al sol puede dañar los ojos y aumentar el riesgo de cataratas y degeneración macular relacionada con la edad. Por ello, lo ideal es proteger los ojos con gafas de sol que bloqueen del 99 al 100% de la radiación UVA y UVB.
  • Realizar ejercicios visuales: Probar la regla 20-20-20: cada 20 minutos, desviar la vista unos seis metros hacia adelante por 20 segundos. Otra recomendación es realizar ejercicios para mejorar la vista, como, por ejemplo, mirar un objeto que esté lejos entre cinco o diez segundos y volver a parpadear. Esto se puede realizar dos veces al día. Asimismo, los expertos recomiendan tapar un ojo con la palma de la mano sin generar presión y con el ojo que está destapado ver objetos por un par de minutos, para después cambiar de ojo. Lo anterior se puede practicar al final del día.