vida moderna

Sequedad en los ojos: ¿por qué se genera y cómo tratarla?

Esta molestia puede alertar sobre afecciones en la salud ocular.


El cuidado de la salud ocular es vital para preservar la visión a lo largo de la vida, procurando retrasar el deterioro de esta capacidad con el pasar de los años. Cabe decir que millones de personas conviven con deficiencias visuales a nivel global, muchas de ellas evitables con una correcta prevención.

Por ello, las personas deben estar atentas a las señales que puedan indicar que hay un problema con la visión o con el estado de los ojos, como lo es la resequedad. De acuerdo con la explicación de los expertos, el ojo seco puede ser causado por múltiples condiciones, desde la fatiga hasta enfermedades de base.

Según indican desde Mayo Clinic, en términos sencillos, la sequedad en los ojos puede ser producida por una alteración en la segregación o calidad de las lágrimas, considerando que este es el mecanismo que permite la limpieza y lubricación de los ojos. Esto lo que implica es que se debe precisar que afección puede estar alterando la producción de las lágrimas.

La salud ocular es susceptible también ante enfermedades como la fibromialgia.
La sequedad en los ojos puede ser producida por una alteración en la segregación o calidad de las lágrimas, considerando que este es el mecanismo que permite la limpieza y lubricación de los ojos. - Foto: Getty Images

Al respecto, desde el portal de salud y bienestar, Healthline, hay una variedad de enfermedades que pueden estar asociadas a la molestia en cuestión y que se caracterizan por interferir con el trabajo de los lagrimales.

El listado lo encabeza el envejecimiento, ya que durante la edad adulta el ojo suele estar menos lubricado, debido a una baja en la formación de lágrimas. Como señala el referido portal, esta es, quizá, una de las razones más frecuentes de la sequedad del ojo y obedece al deterioro natural que ocurre durante el tránsito hacia la vejez.

Mientras que este primer caso está más relacionado con un factor interno, propio del cambio del organismo con los años, otro responde más a agentes externos y las consecuencias de su uso cotidiano. Se ha dicho que la exposición constante a las pantallas puede incidir en la salud ocular.

Como sugieren desde Healthline, se ha determinado, por ejemplo, que trabajar largos periodos en frente del computador puede ser dañino para la visión, debido a que propicia el cansancio visual, las cefaleas y sobredemanda la capacidad de los ojos. Estas condiciones pueden estar asociadas también con el lagrimeo, ya que se suele disminuir la cantidad de veces que se parpadea mientras se observan los elementos en la pantalla.

El portal Dos Farma menciona que las consecuencias derivadas del uso de dispositivos tecnológicos, como los celulares, tabletas, computadoras y otros, exige que los ojos deban trabajar más para poder percibir y ‘filtrar’ la luz proveniente de las pantallas, al estudiar o laborar desde estos aparatos.

Entre condiciones más graves, la resequedad en los ojos puede ser un síntoma del síndrome de Sjögren que, de acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, es un trastorno del sistema inmune que puede afectar a las glándulas que forman las lágrimas.

¿Cómo se puede aliviar el ojo seco?

La recomendación básica para el cuidado de la salud ocular es asistir periódicamente a una cita con el especialista para revisar el estado de los ojos y evaluar la capacidad visual. Según el diagnóstico, los médicos determinarán si es necesario el uso de correctores visuales y, de ser así, se insta a utilizar estos mecanismos para evitar que la deficiencia avance.

Pero, además, en lo que respecta al ojo seco, el Instituto Catalán de la Retina, un centro oftalmológico de Barcelona, indica que esta condición puede tratarse de varias formas, dependiendo de cada caso particular.

Ojo seco
Una de las sugerencias comunes entre los expertos es el empleo de lágrimas artificiales, las cuales se pueden conseguir en cualquier droguería. - Foto: Getty Images

Una de las sugerencias comunes entre los expertos es el empleo de lágrimas artificiales, las cuales se pueden conseguir en cualquier droguería. Estos productos son de venta libre, sin necesidad de alguna fórmula médica, pero deben aplicarse moderadamente, y de preferencia se debe consultar previamente al experto para identificar a qué factor se debe la resequedad en el ojo.

De acuerdo con el referido instituto, otro consejo es realizar unas compresas, empleando trapos, toallas o pañuelos limpios y humedecidos con un poco de agua caliente. Dejarlos reposar durante unos minutos sobre los ojos, ya que pueden favorecer el descanso y el alivio.