salud

Visión: cinco métodos naturales para cuidarla y mejorarla

La mayoría de las experiencias sensoriales que las personas tienen son visuales.


El sentido de la vista es determinante para que una persona pueda tener una buena calidad de vida. Cuidar la salud de los ojos es clave, pues alrededor del 50 % de la información que las personas reciben de su entorno llega a través de ellos, asegura la Clínica Baviera, de España.

Esta institución indica que la mitad de la actividad cerebral se dedica a procesar las imágenes que el individuo capta de la realidad, además de que el grueso de las experiencias sensoriales que las personas tienen son visuales.

Estas son razones de peso para que las personas trabajen en la búsqueda de tener una salud visual óptima, pues la aparición de enfermedades puede generar graves afectaciones no solo a estos órganos, sino en el día a día de las personas.

A continuación, algunos consejos que pueden ayudar en este propósito:

Consumir vitamina A

Una forma de cuidar los ojos es consumiendo vitamina A, que es clave para el buen funcionamiento de la retina y especialmente para la visión nocturna o con poca luz.

Esta vitamina se encuentra de dos maneras en los alimentos: retinol, que es la forma activa de la vitamina A y está presente en alimentos de origen animal como el hígado o la leche entera; y, carotenoides, que son pigmentos de color oscuro presentes en los alimentos de origen vegetal y, una vez ingeridos, el organismo es capaz de transformarlos en su forma activa de vitamina A.

Uno de los alimentos que más contiene vitamina A es la zanahoria. Esta hortaliza es rica en betacaroteno o provitamina A. Según el portal Cuerpo Mente, “una ración de 100 gramos de la misma cubre el 110 % de la vitamina A que requiere una persona al día”.

También son ricos en esta vitamina los huevos, las batatas y las calabazas.

Dejar de fumar

“El humo del cigarrillo, así como todas las toxinas que contiene, son perjudiciales para todas las partes de nuestro cuerpo”, dice Sunir J. Garg, oculista y profesor de oftalmología en la Universidad Thomas Jefferson en una publicación del medio digital Business Insider.

Según el experto, fumar puede dañar la retina y causar degeneración macular, una condición que puede hacer que la visión se vuelva borrosa o se creen manchas oscuras.

“Esto se debe a que fumar puede reducir la cantidad de oxígeno que llega a la retina y dañar los diminutos vasos sanguíneos del ojo”, precisa el artículo.

Usar gafas de sol

Cuando una persona se expone al sol sin usar gafas, los ojos quedan expuestos a altos niveles de luz ultravioleta (UV).

Según Business Insider esto puede dañar la córnea, que es la capa transparente de tejido que se encuentra sobre su pupila. Sin embargo, es importante utilizar las gafas de sol indicadas pues no todas filtran la luz ultravioleta y en algunas ocasiones llevar gafas de sol sin filtro puede ser peor que no tenerlas.

Regular el azúcar

Regular los niveles de azúcar en la sangre y controlar la diabetes es clave para cuidar la salud de los ojos. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), a lo largo del tiempo la diabetes puede causar daño a los ojos y provocar pérdida de la visión e, incluso, ceguera.

“Las enfermedades de los ojos que pueden afectar a las personas con diabetes incluyen retinopatía diabética, edema macular (que generalmente aparece junto a la retinopatía diabética), cataratas y glaucoma. Todas estas pueden causar pérdida de la visión, pero el diagnóstico y tratamiento temprano puede ayudar significativamente a protegerle la vista”, dicen los CDC. Por esta razón, mantener la glucosa bajo control es clave para cuidar la visión. Esto se puede lograr con una alimentación saludable y la práctica regular de ejercicio.

Técnicas de relajación

Aprender técnicas para relajar la vista, sobre todo después de jornadas de trabajo o estudio largas es clave para proteger la salud de los ojos, indica la Clínica Baviera. La idea de cualquier técnica es aliviar la fatiga visual y rebajar la tensión que se acumula en los músculos del aparato ocular.

En este sentido, las técnicas de cambio de enfoque son algunas de las que más recomiendan los especialistas. Se puede enfocar un objeto distante durante algunos segundos para luego, muy lentamente, reenfocar la vista en uno cercano, esto ayuda a relajar y descansar los ojos.