lengua
La lengua agrietada o fisurada es una anomalía benigna. - Foto: Getty Images

vida moderna

Lengua agrietada: las enfermedades que pueden provocarla

Es importante tener una buena higiene bucal para mitigar este problema bucal.

La lengua agrietada o fisurada es una anomalía benigna que se produce con frecuencia en la superficie lingual. A pesar de que su aspecto es poco estético, realmente es una condición que no afecta la vida de las personas, pero que se pueden tratar para disminuir su aspecto.

De acuerdo con la revista especializada Mejor con Salud, esta alteración suele ser indolora y no es contagiosa. Según la Academia Americana de Medicina Oral, la lengua agrietada se presenta en el 5% de la población estadounidense y suele producirse con mayor frecuencia en hombres jóvenes.

Normalmente, el tamaño y la profundidad de estas rajaduras varían según cada caso, aunque suele oscilar entre los dos y los 6 milímetros. Adicional a ello, los surcos pueden estar conectados entre sí, haciendo que la lengua parezca compuesta de lóbulos separados.

Entre tanto, esta condición de la lengua puede provocar distintos síntomas como:

  • Dolor.
  • Mal aliento o halitosis.
  • Hinchazón o inflamación lingual.
  • Molestias o ardor ante ciertos estímulos y sustancias.
  • Si no hay una adecuada higiene bucal, se puede desarrollar una candidiasis.

Causas más comunes de la lengua agrietada

Hasta el momento no se ha identificado la causa específica que ocasiona este problema; sin embargo, los expertos señalan que puede deberse a factores genéticos o hereditarios, o también por alguna afección subyacente. De acuerdo con la revista Mejor con Salud, las enfermedades que pueden estar asociadas son:

  • Psoriasis.
  • Diabetes mellitus.
  • Deficiencia de vitamina B.
  • Bruxismo, estrés y ansiedad.
  • Reacciones alérgicas a algunos alimentos o medicamentos.
  • Alcohol y tabaco: estas sustancias provocan sequedad bucal, lo que favorece la aparición de grietas en la lengua.

Además de estas enfermedades, la lengua fisurada puede estar relacionada como un síntoma de síndrome de Down o el síndrome de Melkersson-Rosenthal.

¿Cómo tratar la lengua fisurada?

Por lo general, este problema no requiere de un tratamiento específico; solamente es necesario algunos cuidados y prácticas que ayuden a mantener sano este órgano vital y así evitar complicaciones. Mejor con Salud señala algunas recomendaciones:

Extremar la higiene bucodental

Es importante mantener la cavidad bucal limpia, es una de las mejores estrategias para prevenir las complicaciones de la lengua fisurada, ya que en dichas grietas se puede acumular restos de comida y bacteria que provoca mal aliento.

Para esto, lo más recomendable es utilizar un raspador o limpiador lingual. Este instrumento está diseñado de manera especial para higienizar de manera exhaustiva la superficie irregular de la lengua. De acuerdo con esto, la limpieza consiste en pasar el instrumento de atrás hacia adelante, varias veces, sobre toda la superficie lingual. Esto permite barrer los residuos y las bacterias que quedan atrapadas en sus irregularidades.

Cabe mencionar que no contar con este raspador, no es motivo para no higienizar este órgano de la boca. Esto se puede reemplazar por un cepillo de dientes para hacer esta tarea o utilizar la parte posterior del cabezal del mismo son algunas alternativas.

Reducir el consumo de alimentos irritantes

Tanto el ardor como el picor de la lengua al contacto con ciertas sustancias es otra de las complicaciones que pueden aparecer en las personas con fisuras linguales. Por ello, se debe evitar el consumo de comidas ácidas, saldas, amargas y picantes.

Evitar el tabaco y alcohol

Fumar u bebe alcohol en exceso aumenta el riesgo de que la cavidad bucal se reseque y se acumulen más residuos y bacterias. Además de ello, es probable que se presenten infecciones que provoque sensibilidad y dolor por la falta de humedad.