salud

Licuados de avena para perder peso y depurar el organismo: así se preparan

La avena contiene antioxidantes, alimenta a las bacterias buenas del intestino y ayuda a controlar el peso.


La avena es un cereal muy completo que le aporta al organismo carbohidratos, fibra, proteínas, grasa y minerales. Es un alimento rico en magnesio, cobre, hierro, zinc y brinda pequeñas dosis de calcio, ácido fólico y algunas vitaminas del grupo B.

Lo mejor es que estos componentes llegan al cuerpo de manera condensada, en poca cantidad y sin aportar muchas calorías, asegura el portal Cuerpo Mente. Estas propiedades hacen de este alimento uno de los más recomendados para la salud, pues contiene antioxidantes, alimenta a las bacterias buenas del intestino, regula los niveles de azúcar, ayuda a reducir el colesterol y mantiene el sobrepeso a raya.

Una de las bondades que se le atribuyen es que favorece el tránsito intestinal y evita el estreñimiento, al tiempo que previene la inflamación del estómago. También, gracias a su contenido de fibra soluble, la avena genera una sensación de saciedad, evitando que la persona esté buscando comida de manera permanente, lo que la hace ideal para formar parte de una dieta tendiente a perder peso.

Lo recomendable, según los especialistas, es la inclusión de este cereal en un plan balanceado de alimentos, el cual se debe acompañar de la práctica regular de ejercicio. Para aprovechar sus beneficios con el fin de adelgazar, la avena se puede preparar de varias formas y una de ellas es en batidos, bebidas en las que se puede acompañar de otros alimentos que complementan esas bondades.

Sin embargo, es importante ser moderado en su consumo, pues si se ingiere en exceso puede llevar que la persona suba de peso debido a que aporta una importante cantidad de calorías, según el portal de bienestar y salud Tua Saúde. Estos son algunos de los batidos a los que se puede recurrir.

Plátano, yogur, avena y miel: para elaborar esta bebida se requiere de un cuarto de vaso de avena, medio yogur natural desnatado, un plátano, media tasa de leche desnatada, dos cucharaditas de miel y un cuarto de cucharadita de canela, precisa el portal Mejor con Salud. Se mezclan los ingredientes y ya estará lista para ser consumida. Se puede ingerir en las mañanas.

Avena con manzana: se necesita media taza de hojuelas de avena, media manzana verde, media cucharada de linaza y un vaso de agua. Información del portal Gastrolab, de México, indica que para preparar este batido se dejan las hojuelas de avena remojando desde la noche anterior y al día siguiente se enjuagan con agua limpia.

El objetivo de este paso es que el organismo absorba mejor los nutrientes y se eviten flatulencias, inflamación e irritación en el colon. Una vez se haya enjuagado la avena, se deposita en la licuadora y se agrega la manzana cortada en cubos, se le añade la linaza y el agua y se licúa hasta obtener una mezcla homogénea. Esta bebida se debe consumir por siete días seguidos en el desayuno.

Avena con frutos rojos: se necesita una taza de frutos rojos, media de leche vegetal, un cuarto de hojuelas de avena y una cucharada de canela en polvo. “Frutos rojos como las fresas, frambuesas, zarzamoras, los blueberries y arándanos, entre otros, son excelentes fuentes de antioxidantes, además de ser bajos en azúcares, por lo que son ideales en dietas de adelgazamiento”, precisa Gastrolab. Al combinarse con la avena y la canela, potencian sus beneficios.

Preferiblemente, se debe usar la avena remojada una noche antes, se escurre y se pasa a la licuadora con los frutos rojos elegidos, se agrega la leche vegetal, puede ser de coco, de almendras o de soya y la canela en polvo, se mezcla hasta que ingredientes queden bien integrados. Se bebe de manera inmediata, por las mañanas durante una semana.