Tendencias
Los niveles de colesterol malo en la sangre pueden poner en riesgo la salud.
Los niveles de colesterol malo en la sangre pueden poner en riesgo la salud. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Lo que se le debe dar de comer a una persona con el colesterol alto

El colesterol alto puede poner en riesgo la vida de una persona si no se trata a tiempo.

El nivel de colesterol, azúcar y triglicéridos en el organismo suele significar un ‘dolor de cabeza’ para las personas, pues la recomendación general de los nutricionistas es llevar una alimentación sana para que sus porcentajes no estén fuera del rango considerado como sano.

El portal Saber Vivir indica que, según estudios, incluir alimentos ricos en omega 3 y fibra en el desayuno es útil para disminuir los niveles de colesterol en el organismo, mientras que saltarse la primera comida del día podría elevarlos.

Debido a que algunos alimentos contienen índices elevados de grasas trans, el portal elaboró un listado de opciones que ayudarán a las personas a no dejar que el colesterol se eleve y mantenerlo controlado.

Para el desayuno, quienes sufren de esta afección deben añadir cereales y frutos rojos, especialmente los que sean antioxidantes, una opción puede ser:

Yogur con cereal y arándanos

Las propiedades antioxidantes de frutos rojos como los arándanos son de gran beneficio para el organismo. Su alto contenido de antocianinas evita que el colesterol llegue a un estado de oxidación, lo cual, según Saber Vivir, es nocivo para el organismo.

En el almuerzo se recomienda incluir alimentos que tengan proteínas magras, como los pescados azules y bancos, el pollo, el pavo y el conejo. También se deben incluir legumbres como los garbanzos y las lentejas. Además de una porción de verduras, especialmente las que son verdes, como el brócoli, espinaca, lechuga, entre otras.

Las personas con colesterol alto necesitan tener una alimentación balanceada, por lo que se recomienda que incluyan estos alimentos en su dieta:

  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Pan integral.
  • Pescados azules y blancos.
  • Carnes con pocas grasas como pavo, pollo, conejo.
  • Frutos secos, en especial nueces, avellanas y almendras, así como pipas de girasol, entre otros.
  • Frutas y verduras: naranjas, peras, manzanas, aguacates y alcachofas; también los que contienen pectina: zanahoria, manzana, repollo y brócoli.
  • Legumbres y cereales como garbanzos, lentejas, judías y arroz son aconsejables.
  • Un vaso de vino tinto de calidad en las comidas.
  • Abundante agua.

Los cambios en el estilo de vida son útiles para aumentar el colesterol de lipoproteínas de alta densidad como:

  • Deja de fumar si se hace. El tabaquismo es una causa principal de enfermedad cardiovascular (ECV) y provoca una de cada cuatro muertes debidas a esta enfermedad.
  • Lleva una alimentación saludable. Esta debe incluir al menos 400 g (o sea, cinco porciones) de frutas y hortalizas al día, menos del 10 % de la ingesta calórica total de azúcares libres, menos del 30 % de la ingesta calórica diaria procedente de grasas y menos de cinco gramos de sal (aproximadamente una cucharadita) al día y la sal debería ser yodada.
  • Hacer ejercicio con regularidad. La recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es hacer al menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada o 75 minutos de actividad aeróbica intensa a la semana, o una combinación de actividad moderada e intensa, según la OMS, pues esto aumenta el flujo sanguíneo al cuerpo entero.
  • Evita consumir grasa trans o aceites parcialmente hidrogenados. Las grasas trans se encuentran de manera natural en pequeñas cantidades en algunos productos de origen animal como la carne roja, el queso y la leche entera, y son de origen sintético, que hace que los aceites líquidos se vuelvan sólidos. Se pueden encontrar en la margarina y en ciertos bocadillos que se compran en el supermercado o en un restaurante, en productos de panadería y en frituras.