vida moderna

Lombrices intestinales: ¿qué alimentos ayudan a combatirlas?

Una de las razones por las que más se contraen parásitos es por el consumo de agua contaminada.


Las lombrices intestinales refieren a la infección por oxiuro, que es uno de los tipos de infecciones por parásitos intestinales más frecuentes en todo el mundo. Como tal, los oxiuros son una especie de lombrices delgadas y blancas que miden alrededor de media pulgadas y suelen colocar los huevos en los pliegues de la piel alrededor del ano.

De acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, la mayoría de las personas que son infectadas por los oxiuros no tienen síntomas, pero algunas veces suele aparecer la picazón en el ano, insomnio, irritabilidad, dolor de estómago y náuseas ocasionales.

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, Medline Plus, explica que los parásitos se pueden contraer por medio de los alimentos o el agua contaminada, la picadura de un insecto o por contacto sexual. Dependiendo del tipo de microorganismos que habiten en el cuerpo pueden ser tratados para eliminarlos.

Para combatir este problema, es importante acudir al médico para recibir un tratamiento adecuado. A ello, muchas personas suelen añadir el consumo de algunos alimentos que deben ser orientados bajo la supervisión de un profesional de la salud, y es por ello que la revista Mejor con Salud explica el uso de algunos.

  • Ajo: los compuestos azufrados que contiene este alimento le confieren propiedades antiparasitarias y antiinflamatorias para combatir esta infección intestinal. A su vez, se considera que la alicina, un compuesto activo de este vegetal, destruye y facilita la expulsión de los gusanos y limpia el tubo digestivo.
  • Papaya: hay varias hipótesis que indican que la papaína, una enzima digestiva que contiene la papaya, ayuda a crear un ambiente hostil tanto para los protozoos como para los helmintos. Así mismo, esta sustancia ejerce un efecto antiparasitario, antibiótico y antiinflamatorio que ayuda a mejorar la digestión.
  • Coco: el consumo de esta fruta y sus derivados ayudan a combatir los parásitos intestinales que crecen con facilidad en el tubo digestivo. Este alimento concentra compuestos antibióticos, antibacterianos y antiparasitarios. También es una buena alternativa para controlar las molestias digestivas, como la inflamación, el dolor y los gases.
  • Granadilla: esta fruta entera o en jugo natural alivia los síntomas que generan los parásitos intestinales. Gracias a sus propiedades antioxidantes, fibra y compuestos que estimulan la actividad de las enzimas, la granadilla controla el crecimiento de los gusanos.
  • Semillas de lino: se destacan por su riqueza de nutrientes esenciales y porque contiene un alto contenido de pacidos grasos, fibras dietéticas y antioxidantes para regular varias funciones digestivas. Su ingesta aumenta la capacidad de absorción de nutrientes y también a expulsar con facilidad los desechos del intestino.