vida moderna

Los peligros que no se conocían de consumir las semillas de la manzana

Las semillas de algunas frutas tienen amigdalina, una sustancia amarga que puede ser perjudicial para la salud.


De acuerdo con el portal de salud Tua Saúde, la manzana es una fruta que tiene una cantidad elevada de carotenoides y otros compuestos que ejercen como antioxidantes ayudando a prevenir enfermedades como la diabetes y algunos problemas cardíacos.

La manzana es un alimento rico en fibra que tiene un valor mínimo glucémico contribuyendo a la pérdida de peso.

En el mercado se puede encontrar la manzana roja o la verde. Sin embargo, hay otras clases de esta fruta que son usadas para diferentes preparaciones.

¿Cuáles son los beneficios de consumir manzana?

El principal beneficio que tiene el consumo de manzana es que ayuda a prevenir enfermedades del corazón, ya que tiene una fibra soluble que absorbe las grasas, incluidos el colesterol LDL, que obstruye el flujo de la sangre.

El jugo de manzana cuenta con múltiples beneficios para la salud a nivel interno y externo.
Jugo de manzana - Foto: Getty Images

También ayuda en la prevención de diabetes gracias a los polifenoles que tienen efectos antioxidantes protegiendo al páncreas, quien es el encargado de producir insulina, la hormona que ayuda a que el azúcar o glucosa entre en las células del cuerpo.

Además, ayuda a regular la presión arterial, siendo también rica en potasio, eliminando la concentración de sodio en el organismo a través de la orina, señala el portal.

Aquellos que consumen regularmente este alimento pueden estar previniendo la aparición de caries en los dientes porque el ácido málico de la manzana contribuye en producir saliva, reduciendo así, la concentración de bacterias.

Son tales las ventajas que tiene el consumo de manzana, que también ayuda a combatir la ansiedad, prevenir el envejecimiento prematuro, entre otras afecciones.

¿Qué contienen las semillas de manzana?

Cuerpomente señala que las semillas de la manzana tienen amigdalina en bajos niveles, pero recomienda masticarlas en vez de tragarlas porque estas excretan.

Pero, ¿qué es la amigdalina? Según el Instituto Nacional de Cáncer, la amigdalina es “una sustancia amarga” que se encuentra en diferentes frutas o plantas como las nueces crudas, el sorgo, y los damascos o albaricoque que genera cianuro de hidrógeno que al consumirlo “se convierte en cianuro”.

Cabe señalar, que el cianuro es venenoso y “que se encuentra en algunos alimentos o plantas”. Pero, la entidad explica que el cianuro de hidrógeno podría destruir las células cancerígenas.

No obstante, una de las funciones del cianuro es que no deja que las células del organismo utilicen oxígeno, por lo que provoca su muerte.

El melocotón, el kiwi, el plátano y la manzana son las frutas más alergias producen.
El melocotón, el kiwi, el plátano y la manzana son las frutas más alergias producen. - Foto: Getty Images/500px

¿Se pueden comer otras semillas?

Así mismo, las semillas de las peras tienen amigdalina, pero en poca cantidad, sin embargo, también están compuestas de antioxidantes.

La patilla o sandía es una fruta rica en agua que contribuye en la hidratación del cuerpo, pero el portal explica, que las semillas de este alimento se deben masticar de una manera correcta para aprovechar los beneficios que brinda.

De igual manera, la pepa del aguacate no es usada, sin embargo, el aguacate es un alimento que está compuesto de fibras, considerado una de las mejores grasas naturales que existe. Cuerpomente subraya que el 70 % de la proteína del aguacate se encuentra en su semilla. Pero, también está compuesta de “polifenoles antioxidantes”, sustancia que puede afectar gravemente el corazón.

Por otro lado, las semillas de la papaya no son aprovechadas como en zonas tropicales. Algunas poblaciones las consumen, ya que ayuda a prevenir la aparición de parásitos en el intestino, explica.

Las pepas de la papaya tienen una enzima que se llama ‘papaína’ que tiene como efecto atacar los parásitos del intestino digestivo.

Por último, también sugiere consumir las semillas del limón, la mandarina, y todas aquellas frutas cítricas que tienen fibra y fotoquímicos, señala.