vida moderna

Mal aliento: 5 recomendaciones con remedios caseros para eliminarlo

El mal aliento se origina, principalmente, en tres sitios del cuerpo: los órganos internos, en la garganta y en la boca.


El mal aliento es uno de los enemigos mortales de una buena conversación, e inclusive puede acabar la pasión de un beso en segundos. Y es que este olor desagradable que muchas veces se percibe en la boca tiende a incomodar a las otras personas y generar molestias.

Las recetas naturales, trucos y recomendaciones para combatir este problema abundan en internet y en las redes sociales. Sin embargo, antes de intentar tratarlo es importante entender que el mal aliento puede deberse a distintas razones y que, dependiendo de cada caso, habrá algunas soluciones más efectivas que otras.

Mal aliento
Las recetas naturales, trucos y recomendaciones para combatir este problema abundan en internet y en las redes sociales. Sin embargo, antes de intentar tratarlo es importante entender que el mal aliento puede deberse a distintas razones y que, dependiendo de cada caso, habrá algunas soluciones más efectivas que otras. - Foto: Getty Images

Como explica el Dr. Federico Baena, Especialista en Prótesis e Implantología Bucal, en su canal de YouTube, el mal aliento se origina principalmente en tres sitios del cuerpo: los órganos internos, en la garganta y en la boca.

En esta misma línea, el portal Mejor con Salud explica algunas de las causas más comunes que pueden producir un olor desagradable en la boca:

  • La ingesta de algunos alimentos fuertes, con gran cantidad de condimentos. Además, el consumo de tabaco y alcohol también pueden provocar mal aliento.
  • Las personas que padecen de enfermedades bucales, que afectan los dientes, la lengua o la garganta, como la gingivitis, están más expuestos a sufrir mal aliento.
  • Ciertos problemas del estómago, como el reflujo gástrico, tienen como consecuencias olores desagradables en la boca. Asimismo, sucede con otras enfermedades crónicas como la diabetes, el cáncer y la gastritis crónica.
  • Con la edad también aumenta las probabilidades de sufrir esta incomodidad, sobre todo en personas mayores de 50 años.
  • El mal aliento puede ser un efecto secundario del uso de medicamentos.
  • La sequedad de la boca y del organismo, en general, genera una escasez en la producción de saliva, lo cual favorece la aparición del mal aliento debido a la acumulación de bacterias en la boca.

Cinco trucos para prevenir el mal aliento

Mejorar la higiene bucal

Es quizá la recomendación más básica, pero la más importante. Tener una buena higiene bucal es clave para prevenir el mal aliento. Una correcta rutina de limpieza pasa por lavar los dientes mínimo tres veces al día, utilizar hilo dental, cambiar constantemente el cepillo de dientes y visitar al odontólogo.

De acuerdo con el doctor Baena, muchas veces las personas olvidan que la boca no es solo los dientes, y que también es necesario lavar muy bien las mejillas y la lengua, puesto que en estas zonas se acumulan bacterias que pueden provocar malos olores. Además, el uso adecuado del hilo dental es después de cada comida; sin embargo, en caso de no poder hacerlo con esa frecuencia, se aconseja hacerlo en la noche antes de acostarse para retirar la comida que se haya acumulado.

Finalmente, agrega el especialista, es fundamental visitar al odontólogo, no solo para las limpiezas semestrales, sino también para identificar otras posibles causas del mal aliento y conocer qué tratamiento seguir de acuerdo con cada condición particular.

Dientes manchados
Finalmente, agrega el especialista, es fundamental visitar al odontólogo, no solo para las limpiezas semestrales, sino también para identificar otras posibles causas del mal aliento y conocer qué tratamiento seguir de acuerdo con cada condición particular. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Mantener un estilo de vida saludable

Como todo en la salud, el bienestar empieza por la prevención. Por ello, los expertos de Mejor con Salud recomiendan llevar un estilo de vida saludable, con una dieta balanceada y una ingesta suficiente de agua y alimentos ricos en nutrientes para evitar la aparición de ciertas enfermedades que provocan el mal aliento, tales como la gastritis o el estreñimiento.

Ojo con la alimentación

En la misma línea del punto anterior, el mal olor se puede evitar teniendo cuidado con lo que se come. Para el doctor Baena, “olemos a lo que comemos”. Alimentos muy condimentados o fuertes como las carnes rojas, los lácteos y otros ricos en grasas y azúcares pueden causar olores desagradables, ya que al digerirlos se liberan moléculas que se exhalan por el tracto digestivo y la piel, explica Mejor con Salud.

Ahora, agrega Baena, también es importante comer algo, ya que muchas veces saltarse el desayuno hace que las bacterias de la noche anterior se acumulen en la garganta y permanezcan allí a lo largo del día. En cambio, comer una fruta o un desayuno completo puede bajar esos microorganismos para ser correctamente procesados por el cuerpo.

Cambiar ciertos hábitos

Así como se recomienda mejorar los hábitos alimenticios, se aconseja reducir el consumo de algunas sustancias que causan el mal aliento, como el café, el cigarrillo, el alcohol, el tabaco, entre otros. A eso se suma hidratar constantemente el organismo, aumentando la cantidad de agua que se toma a diario, ya que la resequedad de la boca también puede generar mal aliento.

Algunos remedios naturales

En la naturaleza hay muchas plantas conocidas por sus propiedades antibacterianas y antisépticas, explica Mejor con Salud, las cuales contribuyen a aliviar algunas de las afecciones que causan el mal aliento y que también se destacan por su aroma; entre ellas, el romero, el tomillo, la albahaca, el hinojo y los clavos de olor. Estas pueden usarse para condimentar los alimentos o como infusiones.