La buena higiene bucal es una de las recomendaciones de los especialistas para evitar el mal aliento. Foto: Getty Images.
La buena higiene bucal es una de las recomendaciones de los especialistas para evitar el mal aliento. Foto: Getty Images. - Foto: Foto: Getty Images.

vida moderna

Mal aliento: las mejores recomendaciones para eliminarlo para siempre

Este problema también es conocido como halitosis.

El mal aliento es un problema que puede ocurrir por una mala higiene bucal, también hay algunos alimentos que lo generan, e incluso, algunas enfermedades.

Los expertos señalan que las bacterias que se acumulan en la boca y entre los dientes producen mal olor. Otras causas pueden ser padecimientos de las encías, boca seca o las caries.

También hay hábitos como el cigarrillo que pueden aumentar el riesgo de sufrir de mal aliento, además, el tabaco también es el responsable, en la mayoría de casos, del color amarillo en los dientes, así lo destaca el portal unCOMO.

El mal aliento también lo sufren las personas que tienen cetosis, que “es un problema metabólico que se produce por no comer suficientes carbohidratos. Cuando esto ocurre, el cuerpo libera en exceso cetónicos a través del aliento”, así lo explica unCOMO, en el que también resaltan que esta molestia puede causar un sabor metálico en la boca.

Los problemas digestivos también pueden ocasionar mal aliento. Esta situación se puede ocasionar a pesar de lavarse los dientes como recomiendan los especialistas. “Muchas veces el olor recuerda a las heces” indican en unCOMO, además explican que este problema se puede curar por sí solo, o bien hay que acudir al médico para buscar una solución.

Los expertos en Mayo Clinic aconsejan en buen cepillado, por lo menos dos veces al día, pero lo ideal es que sea después de cada comida. El mencionado sitio web destaca que “se ha demostrado que las cremas de dientes con propiedades antibacterianas reducen los olores del mal aliento”.

Pero el cepillado no solo es para los dientes, la lengua contiene bacterias y debe limpiarse con el cepillo, pues esta puede estar recubierta de bacterias generadas por por fumar o por sequedad de boca. Una recomendación es utilizar un rascador lingual o el cepillo de dientes que tiene un limpiador de lengua.

También le puede interesar:

Otro consejo es para los que usan un puente o una dentadura postiza o aparatos de ortodoncia como un retenedor o un protector bucal, la recomendación de los especialistas es limpiarlos constantemente. Se puede consultar con el odontólogo sobre el mejor producto de limpieza para las prótesis o los aparatos.

La sequedad en la boca puede provocar el mal aliento, lo ideal es evita fumar y beber mucha agua: también aconsejan disminuir el consumo de café, refrescos ni alcohol, “que pueden provocar una boca más seca”, así lo indican en el portal Mayo Clinic.

Un hábito que puede ayudar a minimizar la sequedad en la boca es masticar goma de mascar (chicle) o chupar un caramelo sin azúcar para estimular la saliva.

En Mayo Clinic también destacan que los especialistas pueden recetar una preparación de saliva artificial o medicamentos orales que sirven para estimular el flujo de la saliva.

Alimentos como la cebolla y el ajo pueden causar mal aliento, también, los alimentos azucarados están relacionados con esta molestia.

Mal aliento
Especialistas recomiendan cambiar cada tres o cuatro meses el cepillo de dientes y visitar al odontólogo. - Foto: Getty Images

También es importante estar cambiando regularmente el cepillo de dientes (cada tres o cuatro meses aproximadamente), además, es importante visitar al odontólogo para realizar controles dentales.

Hay algunos remedios caseros que pueden funcionar para eliminar el mal aliento como la canela.

Para preparar este remedio se utiliza una cucharada de canela en polvo y un vaso de agua mineral. Se agrega la especia al agua tibia y se revuelve hasta que la mezcla quede bien diluida. Una vez esté lista la preparación, se deben cepillar los dientes de manera habitual.

También se toma el enjuague natural y se realizan gárgaras. Finalmente, se escupe y se enjuaga con un poco de agua. Esta es una mezcla que puede usarse de manera permanente para buscar mejores resultados.