Tendencias
Cristales en la orina
El color de la orina puede variar según varios factores. - Foto: Getty Images/Image Source

vida moderna

Orina naranja: qué significa y qué hacer frente a su presencia

Es importante consultar a un médico para verificar que no se desarrollen problemas de salud.

El color normal de orina suele ser amarillo claro o ámbar oscuro y se debe gracias al pigmento urocromo, que se encuentra en la orina. Según explica Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, los compuestos presentes en otros alimentos pueden modificar su color, como las remolachas, las habas, bayas y fríjoles.

El color de la orina también varía dependiendo la cantidad de agua que la persona beba. Así lo explica la entidad sin ánimo de lucro: “los líquidos diluyen los pigmentos amarillos de la orina; entonces, cuánto más bebes, más clara es la orina. Cuando bebes menos, el color se concentra más. La deshidratación grave puede producir orina color ámbar”.

En algunos casos, el color puede ser rojo, azul, verde, marrón oscuro, y blanco turbio, y estos cambios pueden indicar una enfermedad. En el caso de que la orina sea oscura o de color naranja es importante consultar al médico, pues es posible que el hígado no esté funcionando óptimamente. Otro de los síntomas que pueden acompañar esto son heces claras y ojos amarillentos.

La orina de color naranja también puede deberse a medicamentos como Azulfidine, Pyridium, varios laxantes y algunos medicamentos de quimioterapia. Asimismo, puede ocurrir debido a deshidratación, la cual provoca que la orina se concentre y tenga un color más intenso.

Orina de color rojo o rosa

Este tipo de color puede preocupar a las personas. Sin embargo, no siempre indica problemas graves. Por ejemplo, esta tonalidad puede deberse al consumo de remolacha, zarzamoras y el ruibarbo. No obstante, es importante consultar a un médico, pues existe la posibilidad de que signifique una infección urinaria, agrandamiento de la próstata, tumores cancerosos y no cancerosos, quistes renales y cálculos en los riñones o vejiga, explica Mayo Clinic.

Orina de color azul o verde

El color azul o verde de la orina puede ser ocasionado por algunos colorantes artificiales presentes en los alimentos. Además de esto, es el resultado del consumo de medicamentos, como la amitriptilina, la indometacina y el propofol. Estos colores también pueden indicar afecciones como hipercalcemia, o infecciones urinarias.

Orina de color marrón oscuro

Algunos alimentos como las habas y el ruibarbo pueden provocar una orina color marrón oscuro. Asimismo, medicamentos antipalúdicos, el metronidazol, la nitrofurantoína, metocarbamol y algunos laxantes.

Otro de los motivos de este color en la orina puede deberse a trastornos relacionados con el hígado, los riñones e infecciones urinarias.

Infección Urinaria (IVU)

Las infecciones de vías urinarias pueden ocurrir en diferentes partes del tracto urinario. Según explica Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, esta afección puede ser en:

  • Vejiga (cistitis).
  • Riñones (pielonefritis).
  • Uréteres.
  • Uretra (uretritis).

La Biblioteca explica que existen algunos factores los cuales incrementan el riesgo de sufrir una infección urinaria:

  • Diabetes.
  • Edad avanzada y enfermedades que afectan los hábitos de cuidados personales (como enfermedad de Alzheimer y delirio).
  • Problemas para vaciar completamente la vejiga.
  • Tener una sonda vesical.
  • Incontinencia intestinal.
  • Próstata agrandada, uretra estrecha o cualquier otro factor que bloquee el flujo de orina.
  • Cálculos renales.
  • Permanecer quieto (inmóvil) por un período de tiempo largo (por ejemplo, mientras se está recuperando de una fractura de cadera).
  • Embarazo.
  • Cirugía u otro procedimiento en las vías urinarias.

Generalmente, las IVU son causadas por bacterias que ingresan a la uretra y luego pasan a la vejiga. Según destaca Medline Plus, “la infección se desarrolla con mayor frecuencia en la vejiga, pero puede propagarse a los riñones”. Las mujeres son más propensas a desarrollar estas afecciones, debido a que la uretra está más cerca del ano, que los hombres.