salud

¿Qué significa el olor fuerte de la orina en cuanto al estado de salud?

La orina que contiene gran cantidad de agua y pocos residuos casi no tiene olor.


La orina es la secreción líquida resultante después de que los riñones filtran los desechos y el exceso de agua de la sangre. Desde los riñones, la orina llega a la vejiga por dos tubos delgados llamados uréteres y la vejiga almacena la orina hasta que la persona siente ganas de ir al baño, de acuerdo con el portal Medline Plus, de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Además, Mayo Clinic explica que el olor de la orina se debe a la cantidad y concentración de los distintos residuos excretados por los riñones. Por ende, algunos alimentos o medicamentos, como los espárragos o ciertas vitaminas, pueden causar un notable olor de la orina, aun en concentraciones bajas.

Sin embargo, a veces, un olor inusual de la orina indica un trastorno médico o una enfermedad, como:

  • Fístula enterovesical (conexión anormal de los intestinos y la vejiga).
  • Enfermedad de orina con olor a jarabe de arce (un trastorno genético que se manifiesta durante la infancia).
  • Un trastorno metabólico (un problema en la manera en la que el cuerpo convierte los alimentos que consumes en energía).
  • Diabetes de tipo 2 (sin control).
  • Infección de las vías urinarias.

En consecuencia, la entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación señaló en su portal web que la mayoría de los cambios en el olor de la orina son pasajeros y no indican que la persona tenga una enfermedad grave, especialmente si no se tiene ningún otro síntoma.

Además, cuando un olor inusual en la orina está causado por una enfermedad médica no diagnosticada también hay otros síntomas presentes, pero si a la persona le preocupa el olor de su orina, debe consultar al médico.

Sobre la misma línea, el color de la orina también puede revelar el estado de salud:

Orina amarilla: Esta es la coloración normal, pero puede ser más clara si la persona bebe mucha agua, ya que los líquidos diluyen los pigmentos amarillos de la orina.

Hemorroides - baño
baño - Foto: Getty Images/iStockphoto

Orina de color rojo o rosa: Este color aunque puede ser alarmante, no es necesariamente grave y puede ser por la sangre, por factores como infecciones urinarias, agrandamiento de la próstata, tumores cancerosos y no cancerosos, quistes renales, carreras de larga distancia y cálculos en los riñones o en la vejiga. También puede ser por el consumo de algunos alimentos como la remolacha, las zarzamoras y el ruibarbo. Asimismo, el color rojo o rosado puede ser generado por las antibióticos que se usan con frecuencia para tratar la tuberculosis o por un medicamento que calma el malestar en las vías urinarias o por los laxantes.

Orina de color naranja: Este color puede ser por medicamentos antiinflamatorios, algunos laxantes y ciertos medicamentos de quimioterapia. Además, en algunos casos, la orina de color naranja puede indicar un problema en el hígado o las vías biliares, especialmente si también hay heces de color claro. Asimismo, la deshidratación, que puede hacer que la orina se concentre y tenga un color mucho más intenso, puede provocar que la orina tome un color naranja.

Orina de color azul o verde: Este color puede generarse por algunos colorantes alimentarios de color brillante. También puede ser por varios medicamentos, como la amitriptilina, la indometacina y el propofol o por una afección como la hipercalcemia benigna hereditaria, que es un trastorno hereditario poco frecuente, que a veces se denomina ‘síndrome del pañal azul’, porque los niños con este trastorno tienen la orina de color azul.

Orina de color marrón oscuro o amarronado: Esta tonalidad puede ser por consumir grandes cantidades de habas, ruibarbo o aloe. Además, puede ser por medicamentos como antipalúdicos cloroquina y primaquina, los antibióticos metronidazol y nitrofurantoína, los laxantes que contienen cáscara sagrada o sena, y el relajante muscular metocarbamol. También puede ser por algunos trastornos del hígado y los riñones y algunas infecciones urinarias. Asimismo, puede ser por el ejercicio extremo, ya que las lesiones musculares causadas por ejercicios extremos pueden ocasionar daños renales.

Orina opaca o turbia: Esto puede ser por las infecciones de las vías urinarias y los cálculos renales que pueden provocar que la orina sea opaca o turbia.