Tendencias
Piel / cara / rostro
La aparición de manchas, lunares o caída del cabello pueden ser señales de que se debe visitar al dermatólogo. - Foto: Getty Images

belleza

Piel sana: las razones por las que es necesario ir al dermatólogo

La contaminación, así como los rayos del sol son factores que generan afectaciones a la piel.

Los cambios en el clima, la exposición a la luz solar y la polución ambiental son agentes nocivos que afectan la salud de la piel. Por esta razón, es importante revisarla de forma permanente y tomar diversas medidas para su cuidado y protección.

La piel es uno de los mayores órganos del cuerpo, que lo protege de los riesgos medioambientales, regulando su temperatura y permitiendo la percepción del tacto, según información de la compañía de salud Sanitas.

Una de las mejores formas de cuidarla es bebiendo suficiente agua a lo largo del día, pues el cuerpo necesita reponer los líquidos que pierde, por lo que la recomendación es tomar entre dos y tres litros diariamente. Este líquido ayuda a que el organismo funcione bien.

De igual forma, la alimentación es clave para nutrir e hidratar la piel. Las proteínas, vitaminas y minerales que aportan los alimentos permiten cuidarla desde adentro y evitar posibles afectaciones.

Hay factores que influyen en la salud de la piel como es el caso del clima, la contaminación, los cambios hormonales, reacciones secundarias de algún medicamento o alguna alergia. Por esta razón, según Mejor con Salud, no se deben dejar pasar por alto señales que requieren la atención de un especialista, ya que pueden complicarse y causar daños inesperados. Estas son algunas de las razones por las que se debe visitar al dermatólogo.

Caída del cabello

Hay personas a las que con frecuencia se les puede empezar a caer el cabello y este puede ser un signo por el cual se debe acudir al especialista. De igual forma, es importante revisar si ha perdido el brillo que indica que está sano o la raíz del pelo se vuelve muy grasosa, indica la mencionada fuente.

Aparición de lunares

Muchos lunares pueden ser inofensivos y no generar ningún problema de salud. Sin embargo, cuando una persona descubre que tiene uno que anteriormente no había visto, debería tomarlo como una señal para visitar al dermatólogo, según recomendaciones de la Universidad de Utah, en Estados Unidos.

Si bien el lunar no siempre es peligroso, es fundamental prestar atención cuando aparecen o cambian de tamaño, forma o color. En ese caso, es considerable acudir al especialista para que observe si se trata de una anomalía grave.

Lunares rojos, lunar rojo, cuidado de la piel, espalda.
La aparición o cambios en los lunares ya sea en forma o tamaño es una razón importante para visitar al dermatólogo. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Erupciones en la piel

Muchas personas padecen acné, eccemas, psoriasis u otras erupciones en la piel que pueden ser tratadas con distintas técnicas de las que dispone la dermatología moderna, señala el portal Cuídate Plus. Cuando estas afecciones se presentan, lo mejor es acudir al dermatólogo para seguir un tratamiento indicado y de esa forma evitar afectaciones mayores o más complejas en la piel.

Uñas frágiles

Los dermatólogos también valoran las alteraciones que se pueden presentar en las uñas, las cuales pueden obedecer a una psoriasis, una infección o incluso una alopecia. Los cambios en las uñas podrían significar que una persona tiene problemas de salud, según lo que sugiere una publicación de la revista médica American Family Physician, citada por Mejor con Salud.

Heridas que no sanan

Cuando una herida tarda mucho tiempo en sanar, puede ser señal de una enfermedad. Por ello se debe seguir su evolución. Lo normal es que una herida sangre y una vez que pasa esta etapa se cubra con una costra poco a poco hasta sanar completamente. Si se forma costra, pero la herida no cicatriza, esto indica que algo puede estar sucediendo.

Aftas en la boca

Las úlceras bucales también requieren visita al dermatólogo. Estas pequeñas heridas pueden ser muy incómodas, pero también ser síntoma de enfermedades más importantes. Por esta razón, si esta afección se presenta de manera constante o tarda en curar, es clave consultar al especialista.