Tendencias
Manos inflamadas
Las personas que consumen dietas ricas en sal pueden retener líquidos y provocar la hinchazón de las manos mientras se duerme. - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Por qué se hinchan las manos al dormir?

La inflamación de las articulaciones puede generar otro tipo de sintomatología, que debe ser consultada con un especialista en salud.

Muchas personas al despertar notan que las manos están inflamadas, lo cual es extraño porque durante la noche el cuerpo solamente reposa sin hacer un mayor esfuerzo. Sin embargo, esta molestia puede ser causada por múltiples factores, pero en la mayoría de casos se puede aliviar sin un tratamiento específico, solo bastará con hacer algunos cambios en el estilo de vida.

Según el Manual MSD, la hinchazón se debe por lo general a un exceso de líquidos en los tejidos y esta puede ser generalizada o limitada a una sola extremidad o parte de ella. Cuando la hinchazón genera ciertos síntomas como dificultad respiratoria, tos con sangre o comienzo súbito, es importante acudir de inmediato al médico para determinar la causa y el respectivo tratamiento.

De este modo, es fundamental conocer las razones del por qué las manos se pueden inflamar en la noche. Por ello, el portal web ONSalus da a conocer las principales causas y qué hacer al respecto.

Mala posición al dormir

Esta es una de las causas más frecuentes y normales de la hinchazón en las manos al dormir y sucede porque se coloca la mayor parte del peso sobre un solo costado, haciendo presión a una de las manos, de modo que la circulación sanguínea se dificulta y eso es lo que provoca la hinchazón.

Los expertos aconsejan cambiar de posición constantemente al dormir y colocar las manos en los costados sin hacer ningún tipo de presión. Lo ideal es que las manos puedan respirar para que la sangre fluya correctamente.

Dieta rica en sodio

Por lo general, las personas que consumen dietas ricas en sal pueden retener líquidos y provocar la hinchazón de las manos mientras se duerme. Para evitar este problema, es importante adecuar la dieta con alimentos bajos en sodio o utilizar bebidas aromáticas que ayuden a reducir el consumo de sal. Así mismo, es fundamental eliminar el consumo de comidas rápidas y enlatados, ya que si nivel de sodio es muy alto.

Trastorno circulatorio

Esta también es una de las causas más frecuentes de las manos hinchadas durante la noche. Como tal, la mala circulación se presenta a medida que el cuerpo envejece y la rigidez de los vasos puede desencadenar trastornos en la circulación.

Para manejar esta situación, se aconseja hacer masajes como drenajes linfáticos para activar la circulación. Además, se recomienda alternar los movimientos y levantar los brazos como pausas activas para una mejor circulación sanguínea.

Retención de líquidos

La retención de líquidos se puede presentar por múltiples causas, entre ella una dieta desequilibrada o algunas condiciones de salud preexistente. El exceso de agua en el organismo puede provocar la inflamacion de los tejidos en las extremidades, especialmente las manos y los pies. Para este caso, es importante acudir al médico para determinar la causa y el tratamiento.

Artritis

Esta afección inflamatoria provoca dolor, hinchazón y rigidez en las articulaciones. Normalmente, afecta la articulación de la mano y la tiende a inflamar por completo. Para tratar esta enfermedad, es crucial seguir las indicaciones del médico, las cuales tienden a ser la toma de medicamentos antiinflamatorios, fisioterapia e incluso cirugía.

Síndrome del túnel carpiano

En el síndrome del túnel carpiano, el centro de la mano se comprime generado entumecimiento, sensación de hormigueo, dolor, debilidad muscular e hinchazón de la mano. Con frecuencia, este síndrome se presenta en las personas que realizan acciones repetitivas con sus manos, como es el caso de los cocineros, costureras, entre otras profesiones.

Medicamentos

Algunos medicamentos utilizados para el tratamiento de la tensión arterial alta o la diabetes pueden generar hinchazón en las manos al dormir. Para manejar esta situación, es importante consultar con el médico para ajustar la dosis o cambiar el tratamiento si es necesario.