Tendencias
Ganglios linfáticos inflamados, dolor de garganta, consulta médica, visita al médico, paciente, enfermedad
En pocos casos los ganglios linfáticos se debe a cáncer. - Foto: Getty Images/Collection Mix: Sub

vida moderna

¿Por qué se inflaman los ganglios y cómo tratarlo?

En caso de presentar algún síntoma, se debe acudir inmediatamente a un doctor.

Los ganglios linfáticos son estructuras muy pequeñas que recolectan sustancias ajenas al cuerpo (infecciones o células cancerosas). Su función es comparada como la de un filtro en el organismo.

“Los ganglios contienen células inmunes que ayudan a combatir las infecciones al atacar y destruir a los gérmenes que están siendo transportados a través del líquido linfático. Los ganglios linfáticos se localizan en muchas partes del cuerpo, incluyendo cuello, axilas, pecho, abdomen (vientre) e ingles”, detalla la Asociación Americana de Cáncer.

La inflamación de estas estructuras generalmente ocurre por infecciones. En pocos casos puede deberse a un tipo de cáncer.

Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, menciona los síntomas que se presentan cuando los ganglios linfáticos están inflamados:

  • Sensibilidad y dolor en los ganglios linfáticos.
  • Hinchazón que puede ser del tamaño de un guisante o un fríjol, o incluso mayor en los ganglios linfáticos.

Teniendo en cuenta la causa de la inflamación, los síntomas pueden variar. Puede presentarse:

  • Secreción nasal, dolor de garganta, fiebre y otras indicaciones de una infección de las vías respiratorias superiores.
  • Hinchazón general de los ganglios linfáticos en todo el cuerpo. Cuando esto ocurre, puede indicar una infección, como el VIH o la mononucleosis, o un trastorno del sistema inmunitario, como el lupus o la artritis reumatoide.
  • Ganglios duros, fijos y de crecimiento rápido, lo que indica un posible cáncer o linfoma.
  • Fiebre.
  • Sudores nocturnos.

En caso de presentar algunos de estos síntomas, es importante consultar a un médico para que se realicen exámenes y se obtenga un diagnóstico profesional correcto.

Tratamiento

La entidad de salud explica que el tratamiento para los ganglios linfáticos inflamados por otras causas, diferentes a un virus, depende del factor que cause la afección.

  • Infección: en la mayoría de los casos, los doctores recetan antibióticos. En caso de que los ganglios linfáticos estén hinchados por infección por VIH, el tratamiento puede ser diferente.
  • Trastorno inmunitario: el tratamiento en los casos donde la causa es lupus u otro de este tipo de afecciones, el doctor lo enfoca en la enfermedad subyacente.
  • Cáncer: cuando los ganglios linfáticos son causados por el cáncer, un tratamiento diferente, teniendo en cuenta el tipo de cáncer que se tenga.

Cáncer y ganglios linfáticos

El cáncer puede originarse en los ganglios linfáticos, conocido como linfoma, o iniciar en otro órgano y propagarse a estos (metástasis).

“Cuando las células cancerosas se desprenden de un tumor, estas pueden desplazarse hacia otras áreas a través del torrente sanguíneo o el sistema linfático. En caso de que las células cancerosas se desplacen a través del sistema linfático, las células cancerosas puede que se establezcan en los ganglios linfáticos”, explica la Asociación Americana de Cáncer.

Los expertos de Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, explican que el lugar, la inflamación y la cantidad de células cancerosas y ganglios afectados son importantes para que el doctor recomiende el tratamiento más adecuado.

Algunas de las opciones de tratamiento incluyen:

  • Cirugía
  • Quimioterapia
  • Radioterapia

La cirugía consiste en la extracción de los ganglios linfáticos. Esta cirugía, conocida como linfadenectomía, ayuda a evitar que el cáncer se disemine a otras partes del cuerpo.

Los expertos no tienen claridad sobre las causas de este tipo de cáncer. No obstante, Mayo Clinic explica que “cuando un glóbulo blanco que combate enfermedades, llamado linfocito, sufre una mutación genética. La mutación le dice a la célula que se multiplique rápidamente y se crean muchos linfocitos enfermos que continúan multiplicándose”.