Tendencias

Home

Artículo

tiroides
Cuando hay problemas en la tiroides se pueden presentar cambios abruptos en el peso. - Foto: Getty Images/iStockphoto

salud

Problemas en la tiroides: estos son los síntomas de alerta

Se deben realizar consultas y exámenes médicos periódicos para verificar el estado de salud de esta glándula.

La tiroides es una glándula pequeña que tiene forma de mariposa. Está ubicada en la base del cuello, justo arriba de la clavícula. Es la encargada de que la hormona tiroidea llegue a través del torrente sanguíneo a todas las partes del cuerpo.

Según explica Medline Plus, “las hormonas tiroideas controlan el ritmo de muchas actividades del cuerpo. Estas incluyen la velocidad con la que se queman calorías y cuán rápido late el corazón. Todas estas actividades componen el metabolismo del cuerpo”.

De acuerdo con la biblioteca, existen diferentes problemas en esta glándula como el bocio, o agrandamiento de la tiroides; hipertiroidismo, cuando la glándula produce más hormona tiroidea de la necesaria para el cuerpo; hipotiroidismo, cuando produce menos, o cáncer de tiroides, nódulos y tiroiditis.

En su sección de Salud, el portal E-consejos menciona algunos síntomas que pueden indicar que hay problemas con la tiroides.

  • Cambios en el peso: a veces las personas tienen como objetivo perder unos cuantos kilos. Realizan ejercicio físico regular y llevan una dieta saludable, pero aún así no logran bajar de peso. En otros casos, están quienes comen abundantemente, pero se mantienen delgados, sin aumentar tallas. En caso de ser alguno de estos dos ejemplos, lo recomendable es consultar con un médico, ya que ambas opciones pueden significa problemas en la tiroides.
  • Cabello y piel débil: cuando el proceso de metabolismo es lento puede afectar la estructura de la piel y del cabello. Por esto, se observa que ambas partes del cuerpo se debilitan.
  • Desconcentración: se debe prestar atención si cuando se establecen conversaciones se dificulta concentrarse a lo que la otra persona está diciendo. Sobre esa misma línea, verificar si se están teniendo problemas de memoria relacionados a acciones sencillas.
  • Falta de deseo sexual: de acuerdo con el portal, cuando hay una cantidad mínima de tiroides, una de las consecuencias puede ser la falta de apetito sexual.
  • Tristeza: tener las ganas inexplicables de llorar sin motivo aparente puede indicar que hay trastornos en la tiroides.
  • Hipertensión: a pesar de tener buenos hábitos y realizar actividad física regular, tener la presión alta puede significar que esta glándula no está funcionando bien.
  • Dolores musculares: presentar dolores intensos súbitamente y frecuentemente.
  • Apetito: tener variaciones en el apetito de forma abrupta. Cambios exagerados como pasar de tener mucha hambre a tener pocas ganas de comer.
  • Problemas digestivos: las afecciones estomacales como vómitos, diarreas, náuseas e indigestión pueden estar relacionados con hipertiroidismo o hipotiroidismo.

Hipotiroidismo

También conocido como tiroides hipoactiva, esta enfermedad es un trastorno en la que la glándula tiroides no realiza la producción suficiente de la hormona tiroidea. En la primera etapa los pacientes no suelen presentar síntomas, por eso es importante realizar chequeos médicos a tiempo para conocer el estado de salud y prevenir enfermedades como esta.

El hipotiroidismo es conocido porque, con el paso del tiempo, puede suscitar graves afectaciones en la salud de las personas como obesidad, infertilidad, dolor en las articulaciones y enfermedades cardíacas, señala Medline Plus.

Esta enfermedad suele desarrollarse en mujeres y personas mayores de 50 años. Su principal causa es la tiroiditis, una inflamación que afecta negativamente la glándula tiroides y la daña. Asimismo, hay otros motivos como infecciones virales, infecciones respiratorias, embarazo y cuando el sistema inmunitario ataca a esta glándula.

Es importante conocer los síntomas del hipotiroidismo para identificarlos e iniciar un tratamiento a tiempo. Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, las señala:

  • Fatiga.
  • Aumento de la sensibilidad al frío.
  • Estreñimiento.
  • Piel seca.
  • Aumento de peso.
  • Hinchazón de la cara.
  • Ronquera.
  • Debilidad muscular.
  • Nivel de colesterol en sangre elevado.
  • Dolores, sensibilidad y rigidez musculares.
  • Dolor, rigidez o inflamación de las articulaciones.
  • Períodos menstruales irregulares o más intensos de lo normal.
  • Afinamiento del cabello.
  • Ritmo cardíaco lento.
  • Depresión.
  • Memoria deficiente.
  • Glándula tiroides agrandada (bocio).

Hipertiroidismo

Contrario al hipotiroidismo, esta enfermedad se desarrolla debido a que la glándula tiroides produce una cantidad excesiva de sus hormonas, más de las que el cuerpo necesita. Esto suscita que haya problemas en el funcionamiento del organismo. Medline Plus menciona algunos de sus síntomas:

  • Nerviosismo o irritabilidad.
  • Fatiga.
  • Debilidad muscular.
  • Problemas para tolerar el calor.
  • Problemas para dormir.
  • Temblor, generalmente en las manos.
  • Latidos cardíacos irregulares o rápidos.
  • Deposiciones frecuentes o diarrea.
  • Pérdida de peso.
  • Cambios de humor.