alimentación

¿Qué beneficios tiene comer pera con cáscara?

La pera es rica en fibras y puede aumentar la sensación se saciedad.


La pera es una fruta que se caracteriza por contener fibras, vitaminas, minerales y antioxidantes, las cuales ayudan a combatir el estreñimiento.

Asimismo, ayuda a regular el azúcar en la sangre y favorece la pérdida de peso, principalmente cuando se consume con cáscara, ya que aumenta la sensación de saciedad.

De igual manera, la pera es una fruta muy práctica para llevar al trabajo, la cual puede ser consumida, cruda, asada o cocida.

Beneficios para la salud

Ayuda a regular el azúcar en la sangre

Esta fruta es óptima para las personas que padecen de diabetes o resistencia a la insulina, debido a que contiene fibras y posee un bajo índice glucémico, lo que significa un aumento muy mínimo del azúcar en la sangre.

Fortalece el sistema inmunológico

Debido a que es una fruta rica en vitamina C y otros compuestos antioxidantes, el consumo regular de pera con cáscaras, ayuda a aumentar las defensas del organismo, a disminuir la inflamación y contribuye a la producción de glóbulos blancos, los cuales son los responsables de proteger el organismo, evitando de esa forma la aparición de enfermedades como la gripe.

Cuida la salud del corazón

La pera es rica en fibras como la pectina, ya que ayudan a disminuir el colesterol y evita la formación de placas grasas en las arterias, previniendo de esa manera enfermedades como la aterosclerosis e infartos.

De igual manera, la pera es rica en potasio y contiene propiedades vasodilatadoras, las cuales ayudan a prevenir y regular la presión arterial alta.

Mejora la salud gastrointestinal

Esta fruta cuando se consume con cáscara ayuda a regular el intestino y a combatir el estreñimiento, ya que son ricas en fibras. Asimismo, diferentes estudios indican que pueden ayudar a prevenir el cáncer de estómago y de próstata, debido a que la pera es rica en antioxidantes, también contiene vitaminas A y C, y flavonoides.

Además, el consumo regular estimula la liberación de los jugos gástricos y digestivos, lo que permite una fácil digestión, también es una excelente opción para comer durante la recuperación de una intoxicación alimentaria, especialmente cuando hay vómitos.

Ayuda a la pérdida de peso

La pera ayuda a perder peso, ya que es una fruta que aporta pocas calerías, porque es rica en fibras, lo que permite disminuir el apetito y posee efecto diurético, por lo que elimina el exceso de líquido retenido en el cuerpo.

Fortalece los huesos

Debido a que esta fruta es rica en minerales como magnesio, manganeso, fósforo, calcio y cobre, permite la reducción de la pérdida de mineral óseo, evitando problemas como la osteoporosis o la osteopenia.

La pera evita el envejecimiento

Según la guía de alimentos del portal Cuerpo Mente precisa que la pera es recomendable consumirla o usarla con la piel, puesto que en esta capa que recubre la fruta se encuentran fibra y flavonoides, los cuales tienen efectos positivos para el cuerpo.

En específico, los flavonoides “tienen la virtud de fortalecer y rejuvenecer los tejidos y mejorar la resistencia y permeabilidad de los vasos sanguíneos”, apuntan en la guía.

Asimismo, gracias a su contenido rico en agua, es considerada una fruta que favorece la hidratación, lo que a su vez incide positivamente en el estado de la piel, para que luzca saludable y joven por más tiempo.

Por otra parte, las mascarillas de pera pueden recuperar el brillo, elasticidad y firmeza de la piel porque confieren varios de los nutrientes que demanda el cuerpo, y la piel, para mantenerse sano.

Además, facilitan la limpieza del rostro, retirando impurezas y células muertas de la piel, según indican varios estudios.

.